regalías

El reclamo por las regalías hidroléctricas

"Nos están pagando la mitad de lo que nos corresponde", apuntó Elías Sapag, representante de Neuquén en la Autoridad de Cuencas.

Elías Sapag, representante de Neuquén ante la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), declaró que el reclamo de la provincia por las regalías mal liquidadas de las hidroeléctricas “se encuentra esperando la reacción necesaria de la Secretaría de Energía”.

“Las diferencias fueron reclamadas por la provincia de Rio Negro por casi por mil millones, por Neuquén, por un monto de 1164 millones, y por la AIC, por un total de 900 millones. Se trata de regalías mal liquidadas por incumplimiento de contrato y de las leyes existentes”, expresó Sapag.

En diálogo con +e, la autoridad de la AIC explicó que, en base a lo establecido en las leyes y el contrato de las concesiones, de todo lo que reciben las hidroeléctricas, el 6% va corresponde a Río Negro, el 6% a Neuquén y el 1,5% para la AIC. “Esto fue determinado por una resolución del año 2013 de la Secretaría de Energía, que unilateralmente dejó de funcionar así. Por orden del organismo, la hidroeléctrica nos pagaba un diferencial a nosotros, como está pagando ahora”, indicó.

“Hoy lo único que se hizo fue aumentar de $720 el mega para la liquidación de regalías y para la AIC a $930. Pero en realidad, lo que se le está pagando a las hidroeléctricas es $1800. Nos están pagando la mitad de lo que nos corresponde”, advirtió Sapag.

MÁS ENERGIA: entrevista a Elías Sapag

Respecto al reclamo formal iniciado en septiembre, el representante de la autoridad de Cuencas expresó que la denuncia “está en tratativas administrativas y esperando la reacción necesaria de la Secretaría de Energía, a los efectos de no entrar en un juicio que la Nación ya tiene perdido”.

“Este pedido ya se hizo en el pasado cuando existía la empresa estatal Hidroeléctrica Norpatagónica (Hidronor), donde el Superior Tribunal de Justicia de la Nación explicó que debían pagarle a la provincia por todo lo que cobraban a las hidroeléctricas”, señaló.

Otro paso para Chihuido

Sapag brindó detalles acerca de la nueva propuesta alemana para llevar adelante la construcción del Aprovechamiento Multipropósito Chihuido I, el megaproyecto que busca ser concretado desde hace más de seis años.

“Recientemente se firmó el acta de aprobación de la Unidad Técnica Mixta de Evaluación y Seguimiento (Utmes) para poner en marcha la obra. Allí aprobamos el análisis que hicieron los ministerios de Economía y de Asuntos Estratégicos sobre la nueva propuesta que realizó el consorcio liderado por el empresario Eurnekian, a través de la firma alemana Voith”, indicó.

De acuerdo a la autoridad de la AIC, “la última oferta del crédito es mejor que la ofrecida por la Federación Rusa anteriormente, ya que del 6,62% bajó al 6,35%, lo que es mejor para nuestro país”.

Pese a esto, Sapag advirtió que los alemanes “han puesto la condición de ofrecer hasta un 95% del crédito y exigen que el Fondo Monetario Internacional acuerde su deuda con la República Argentina”.

“Son condiciones duras y nosotros estamos tratando de acompañarlas y de esperar para que se consigan los recursos. Tenemos que ver qué pasa con ese 5% del crédito restante”, sostuvo.

Al ser consultado por el valor de Chihuido, el representante por Neuquén del organismo indicó: “Hoy el proyecto vale 300 millones menos que en la licitación. Hoy vale 1870 millones de dólares, a un dólar de 100 pesos. Esto mejora la condición de la obra”.

CHIHUIDO.jpg

> Chihuido depende del acuerdo de la Argentina con el FMI

La historia del financiamiento para construir la represa Chihuido tiene sus orígenes a fines de 2014, cuando se abrieron los sobres para determinar la puesta en marcha de su edificación. En ese entonces, el ganador de la adjudicación fue el consorcio Helport, la constructora perteneciente a Eduardo Eurnekian, que contaba con el apoyo crediticio de la Corporación Estatal Banco de Desarrollo y Comercio Exterior de la Federación Rusa.

Por contratiempos políticos coyunturales, para 2017 las empresas rusas decidieron retirarse del proyecto hidroeléctrico. Luego apareció en la escena la firma alemana Voith Hydro, que ofreció financiar la obra mediante entidades como el Banco Santander y el grupo Credit Suisse.

Elías Sapag, representante de Neuquén en la AIC, se mantuvo cauto respecto a las posibilidades de concreción de la represa y, en este sentido, manifestó: “Una vez que acuerde con el FMI, volveríamos a hablar con los financistas y con los bancos para ver qué recepción tiene la posibilidad del crédito en el país”.

En esta nota

Comentarios