regalias

Barril criollo: Neuquén espera las declaraciones juradas

Así busca saber si hubo petroleras que vendieron por debajo de u$s 45 el barril de crudo, pese a un decreto que lo impide. Es clave para las regalías.

El Gobierno de Neuquén espera que las petroleras terminen de oficializar con sus declaraciones juradas los valores de venta de las operaciones de crudo que hubo en el último mes, luego de la entrada en vigencia del nuevo precio interno en el país a través del denominado "barril criollo" que estableció los u$s 45 para el mercado doméstico.

No es un dato menor: sobrelleva un contexto en el que hay refinadoras que intentaron pagar por debajo de ese precio, tendiendo a seguir la referencia del mercado internacional, algo que significaría no acatar el decreto nacional que estableció el nuevo valor de comercialización en Argentina, un reclamo de las provincias para atenuar el impacto de la caída de la producción en sus cuentas, a través de lo que reciben por regalías.

Por ahora, oficialmente, no hay nada en Neuquén en torno a valores de venta por debajo de la cota de 45 dólares. Fuentes del gobierno provincial afirmaron, ante una consulta de +e, que están a la espera de reunir todas las declaraciones juradas respecto de los valores de liquidación. Y que hasta ahora no hubo reclamo alguno realizado a productoras por esquivar el marco normativo.

YPF y PAE acataron la señal de precios del decreto nacional. Se trata de las dos petroleras más grandes, que al mismo tiempo tienen una cuota sustancial del segmento de la refinación y la venta de combustibles. Las empresas suelen pagar todos los 15 de cada mes las regalías a las provincias productoras, y tienen cinco días hábiles luego del pago para presentar las declaraciones juradas, un plazo que puede extenderse llegado el caso algunos días más.

El final de ese circuito le permitiría saber a la provincia a qué valor fue pagado el crudo neuquino dentro del país, tal como lo regula el decreto 488/20 del presidente Alberto Fernández.

Extraoficialmente, el gobierno neuquino sabe que el precio promedio ponderado para mayo fue de 26,39 dólares. Es el valor resultante de los dos parámetros que rigieron el mes pasado: el crudo Brent hasta el 19 de mayo y el "criollo" para los 12 días hasta finales de ese mes. El decreto, de acuerdo a las condiciones del mercado internacional, regirá hasta el 31 de diciembre.

Este valor extraoficial implica una suba del 13% respecto del valor promedio ponderado del mes anterior, según las fuentes consultadas.

Neuquén acaba de dar a conocer que en mayo se produjeron 130.000 barriles en todas las áreas. El cálculo de regalías se hará en torno a esa producción, y según cuando haya sido entregado ese crudo al comprador.

El decreto nacional menciona que la variable para contemplar el precio es la fecha de entrega. Es decir, en función de si fue entregado antes de la vigencia del decreto, o con la normativa ya en vigor, es que se contemplará uno u otro precio de referencia: el del Brent de ese momento o los 45 dólares de los 12 días de mayo en los que rigió el decreto.

“No están la declaraciones juradas, en la medida que terminen de llegarnos, vamos a saber los valores oficiales de liquidación”, informó una alta fuente del gobierno provincial.

Lo cierto es que por lo bajo, en la industria, sobre todo en algunas refinadoras, hay cuestionamientos. Es lo que ya se había visto en buena medida en el diálogo que Nación había impulsado para encontrar un consenso para una medida que finalmente debió tomar por decreto luego de tres meses de deliberaciones.

Las refinadoras son parte del sector vio una baja en el nivel de rentabilidad: es decir, no puede usufructuar el valor internacional más bajo del crudo en sus compras a las productoras locales, y no tienen la chance de importar, ya que Nación, en este contexto de crisis, prioriza las compras locales para evitar una profundización del parate en las áreas productoras de todo el país. Hoy hay barriles de sobra.

La drástica caída de la demanda de combustibles es parte de la encerrona que pone en una crisis inusitada a las petroleras y los gobiernos con yacimientos que son parte de su motor económico y sobrellevan bajas aceleradas de su recaudación en medio de la pandemia del coronavirus.

Al mismo tiempo, el mercado externo no es una gran opción para las empresas argentinas. Primero, porque algo similar ocurre en buena parte del mundo. El petróleo le sobra a todos los países productores. Con todo, algunas ventas que sí pudieron concretarse, en baja escala, vienen recibiendo descuentos de hasta 10 dólares, de acuerdo a los datos que maneja el gobierno neuquino, el precio que buscaron hacer prevalecer algunas refinerías en el mercado interno, en la etapa de vigencia del precio sostén.

Para Neuquén, se trata de terminar de delinear el valor oficial de la comercialización del crudo por estos días. Y eventualmente pedir la corrección de una venta, si es que se hizo a un valor por fuera de un valor fijado por el decreto. Es algo que ya habían planteado la Ofephi, la organización de estados productores de hidrocarburos que había anticipado que controlaría los valores de venta el mes pasado.

En esta nota

Comentarios