recuperación terciaria

La recuperación terciaria marca otro rumbo para el Golfo San Jorge

Capsa lleva su desarrollo en recuperación mejorada al histórico yacimiento Pampa del Castillo, en Chubut.

Silencio, compromiso y trabajo son tres cualidades que caracterizan el desempeño de Compañías Asociadas Petroleras (Capsa-Capex) a lo largo de su historia. La empresa es pionera en recuperación terciaria a partir de su aprendizaje en el yacimiento Diadema, en Chubut, un campo maduro de más de 100 años de historia. El proyecto es la primera experiencia de masificación de polímeros y se ha convertido en un punto de referencia para la aplicación de esta tecnología.

“Capsa no se caracteriza por tener picos de producción, sino por ser constante. Si uno toma los registros de los últimos diez años, puede ver que la producción de Capsa siempre es lineal, y eso se debe al buen uso de la recuperación secundaria y terciaria. En una cuenca madura como es la del golfo San Jorge, son los mejores en manejar esta tecnología”, explicaron fuentes de la industria en diálogo con +e.

La compañía buscará que esa experiencia obtenida en Diadema sea replicada en Pampa del Castillo-La Guitarra, un yacimiento que se encuentra a 50 kilómetros de Comodoro Rivadavia, Chubut, en el cual se ha inyectado agua por 30 años. Capsa invertirá 80 millones de dólares en su proyecto de recuperación terciaria y mejora de eficiencia en el área hidrocarburífera, que cuenta con aproximadamente 121 kilómetros cuadrados y que fue dividida en tres regiones: Pampa Norte, Pampa Centro (comprende las zonas Bloque I al Bloque V) y Pampa Sur (comprende las zonas La Guitarra y La Guitarrita).

El desafío tecnológico

El anuncio fue realizado en el marco del acto por el Día Nacional del Petróleo en Chubut y fue el único que recibió la Cuenca del Golfo San Jorge en los últimos meses del 2021. “La verdad es que fue el único anuncio que recibimos y lo celebramos. Es un desafío tecnológico para la empresa, tiene que resolverlo y operarlo de manera eficiente”, consideraron.

El proyecto significa la reactivación de un yacimiento marginal y el punto de inicio para extender la vida útil de ese tipo de campos maduros. “Pampa del Castillo es un yacimiento profundo, por lo que implica más temperatura y es más complejo para trabajar. Requiere ingenio para poder desarrollarlo, por sus particularidades”, aseveraron.

En busca de cumplir con ese desafío, en abril del 2021 se instaló una planta de hidratación e inyección de polímeros para realizar una “prueba piloto” en la zona de La Guitarrita.

El objetivo es incrementar la viscosidad del agua inyectada hasta tratar de alcanzar la del petróleo, para mejorar la eficiencia volumétrica de barrido y de esta forma incrementar la producción de petróleo para aumentar los factores de recuperación y reservas, disminuyendo la producción e inyección de agua, y bajando así la huella de carbono.

capsa_diadema_comodoro.jpg
El yacimiento Diadema que opera CAPSA/Capex en el norte de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

El yacimiento Diadema que opera CAPSA/Capex en el norte de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

Según informó la compañía al mercado, en Pampa del Castillo-La Guitarra hay 583 pozos perforados, de los cuales se encuentran activos 323 (217 productores y 106 inyectores).

En la Cuenca del Golfo San Jorge consideran un acierto haber cambiado el operador en Pampa del Castillo-La Guitarra. En 2017, Enap Sipetrol anunciaba que dejaba el yacimiento con el argumento de problemas económicos. Inmediatamente, Capsa inició negociaciones con el gobierno del Chubut para quedarse con la concesión.

Las inversiones

Un año más tarde, la Legislatura chubutense aprobó que la compañía se quede con el 95% del yacimiento, mientras que el restante 5% quedaría a cargo de Petrominera de Chubut SE (Sociedad del Estado). El plazo de vigencia de la concesión vencerá en octubre de 2026, con opción a extenderla por 20 años si se cumple con las inversiones pactadas.

La unión transitoria de empresas (UTE) se comprometió a invertir 108,4 millones de dólares en el área hasta 2021, en proporción con sus participaciones. En el mismo periodo, Capsa asumía inversiones adicionales en materia de exploración por 10,6 millones de dólares. Asimismo, las compañías deberán realizar hasta el 2026 inversiones adicionales por 70 dólares para hacer uso de la opción de continuar la explotación del área hasta 2046.

Sin embargo, la pandemia obligó a extender los planes de inversión, por lo que la UTE solicitó una extensión de los plazos para cumplir con las obligaciones. El gobierno del Chubut entendió la situación y le otorgó un año más para realizar las inversiones.

En este marco, la compañía anunció al mercado que los planes para este 2022 en Pampa del Castillo-La Guitarra serán continuar con la perforación de pozos de avanzada y pozos productores de primaria/secundaria de desarrollo, continuar con la campaña de reparaciones de pozos productores de petróleo y la adecuación de instalaciones de recuperación secundaria en baterías y plantas. Además, se avanzará con la implementación de proyectos de recuperación terciaria a través de la inyección de polímeros en las zonas más maduras y marginales.

“Uno mira los anuncios de Capsa y ve que fue un acierto que se haya cambiado el operador porque Enap Sipetrol no iba a hacer nada de lo que hace Capsa. Enap Sipetrol no es una compañía que arriesga, pero Caspsa se caracteriza por asumir riesgos y lo confirma llevando la tecnología que experimentó en Diadema a Pampa del Castillo. Va a rejuvenecer y darle una nueva vida al yacimiento, y eso hay que celebrarlo”, aseguraron desde la industria.

YPF - EOR Manantiales Behr 2.jpeg

> El músculo de la experiencia

En la Cuenca del Golfo San Jorge hay tres proyectos de recuperación terciaria: Diadema, Pampa del Castillo-La Guitarra y Manantiales Berh. Los dos primeros corresponden a Capsa, mientras que el último está a cargo de YPF. La empresa de mayoría estatal se ha llevado los laureles por los resultados en la zona de Grimbeek.

La etapa piloto en Manantiales Behr comenzó en 2015 y los buenos resultados permitieron una masificación de 80 pozos con la incorporación de cinco plantas modulares de inyección de polímeros que se pusieron en servicio entre 2019 y 2020. El proyecto continúa creciendo y pondera a YPF como uno de los exponentes en la recuperación terciaria.

Sin embargo, el éxito de la empresa que dirige Pablo González se debe a las particularidades del yacimiento, cuestión importante a la hora de ver los registros de producción. “Capsa tiene mucha más experiencia en el desarrollo de recuperación terciaria. No es que YPF hizo punta en este tipo de proyecto, pero se lleva la marca de recuperación terciaria porque Manantiales Behr es un yacimiento mucho más grande y te da una respuesta mucho más rápida”, analizaron desde la industria.

EOR Manantiales Behr.jpg

En diálogo con +e, consideraron que el porcentaje de recuperación de petróleo en Manantiales Behr fue muy grande porque el yacimiento es más noble. “Uno puede ver que YPF obtuvo un 300% más de eficiencia que Capsa. Estuvo más o menos en ese orden, pero no quiere decir que uno es mejor que otro. Las condiciones son diferentes y eso repercute a la hora de trabajar”, destacaron.

“El de YPF es un yacimiento bien arenoso y que parece un campo de laboratorio. El de Capsa es más complejo. Es arenoso y le devuelve arena. El de YPF es arenoso, pero no le devuelve arena. Es mucho más complejo que el de Capsa pero aun así lo maneja más eficientemente. El que más músculos tiene es Capsa porque tiene yacimientos que requieren ingenio”, subrayaron.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar