Pymes en rojo

"No queremos que las empresas neuquinas sean las que paguen los platos rotos"

El titular del Centro Pymes-Adeneu, Julián Cervera, señaló que es fundamental acelerar la cadena de pagos para las pequeñas empresas afectadas por la caída de la actividad en Vaca Muerta.

Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

Julián Cervera sabe que las pymes neuquinas relacionadas a Vaca Muerta viven una de las horas más complicadas de la historia del no convencional en Neuquén. No sólo por la “crisis de los telegramas” que afecta a los trabajadores sino por el impacto que tiene el problema en la supervivencia de las empresas chicas.

“Nuestra preocupación y lo que estamos mirando hoy son los trabajadores, que es una variable a la que se le había encendido la luz amarilla, pero que ahora está en naranja, a la espera de más definiciones en Nación para la industria”, indicó el titular el Centro Pyme-Adeneu.

Sostuvo que la alarma que se encendió en el sector redobló la apuesta del gobierno neuquino para exigir a las operadoras que se cumpla la Ley de Compre Neuquino, donde unas 100 empresas están en condiciones de participar –de manera igualitaria con otras que no están radicadas en la provincia- de las licitaciones de las operadoras.

En la semana hubo un caso testigo respecto a las condiciones. La empresa Petrogas SA perdió una licitación lanzada por YPF unos 300 empleados están en vilo. Astra Evangelista se impuso en la compulsa y la compañía neuquina quedó sin un contrato fuerte para sostenerse, en este contexto complejo en el que las productoras pisaron el freno.

“No queremos que en momentos de vacas flacas sean las pymes las que paguen los platos rotos", indicó Cervera, en diálogo con +e.

Sostuvo que el Centro Pymes viene comunicado a las operadoras la cantidad de compañías neuquinas certificadas dentro del programa Compre Neuquino (son 120 con 20 que fluctúan), marcando la evolución que tienen las pymes de manera que se vuelvan más competitivas en las compulsas con empresas que vienen de otros puntos del país.

“Estamos trabajando con algunas empresas es tratar de armar un programa conjunto de certificación para trabajar en la industria, acortar pasos y trámites burocráticos”, indicó Cervera.

Sostuvo, de todos modos, que lo central hoy pasa por solucionar un drama que por estos días están padeciendo la mayoría de las pymes, que es el retraso en el proceso de facturación. “Estamos promoviendo la factura electrónica, pero a veces no se llega siquiera a facturar. El habilitas (certificado de servicios) es un instrumento que te dispara la orden de facturación y que certifica el avance de la obra, sin eso las pymes no pueden cobrar”, añadió.

Cervera dijo que, como se planteó en su momento en una de las submesas de Vaca Muerta, se trabaja en la actualidad en un sistema “fast track” con las empresas locales, para que este proceso de facturación y cobro sea lo más rápido posible para las pymes.

En esta nota

Comentarios