Producción

El mapa de Capex se expande

Es una empresa argentina con presencia en las cuencas Neuquina y San Jorge. En la provincia de Neuquén consiguió la concesión no convencional de Parva Negra con objetivo en Vaca Muerta.

Por David Mottura - motturad@lmneuquen.com.ar

Capex está creciendo en las dos principales cuencas del país. En el Golfo San Jorge apuesta al convencional en campos maduros, en tanto que en la Neuquina tiene presencia con objetivo en Vaca Muerta. En los últimos dos años la compañía expandió sus operaciones y se consolida con cada vez más firmeza en las provincias de Chubut, Neuquén y, recientemente, Río Negro.

El Grupo Capsa tiene como insignia a Diadema, un yacimiento maduro en el norte de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia. Ha creado divisiones para expandirse, siendo Capex la dedicada a conseguir nuevas concesiones de petróleo y gas. También tienen la marca Hychico, de energías renovables. Y hasta cuentan con una planta de hidrógeno. El grupo empresario es pionero en el país de los almacenajes subterráneos de gas.

Capsa tiene a Diadema como propiedad minera. El yacimiento fue adjudicado previo a la Ley Nacional de Hidrocarburos, bajo los términos del Código Minero. Es así que el grupo creó dos firmas dedicadas al sector, Capex e Interenergy. Actualmente, es Capex la que toma la delantera en las licitaciones de áreas hidrocarburíferas que pretende el holding.

En el distrito que gobierna Arabela Carreras, la empresa participa de la licitación para quedarse definitivamente con Puesto Zúñiga, un área con potencial gasífero en el lado rionegrino de la cuenca. El plan de inversiones es de u$s 7,1 millones e incluye la perforación de un pozo exploratorio de 3800 metros de profundidad.

Como Puesto Zúñiga limita con las otras áreas de Capex, La Yesera (al oeste) y Loma Negra (al este), la compañía tiene un marcado interés en sostener la licitación. En estos últimos dos casos se trata de concesiones que tomó Capex, en asociación con YPF, en 2017, cuando la empresa estadounidense Chevron decidió dejar sus operaciones en Río Negro y sus áreas concesionadas tuvieron que ser traspasadas.

La historia de Capex comienza en la provincia que timonea Mariano Arcioni. Consiguió quedarse con dos áreas con un pasado de abandono: Pampa del Castillo y Bella Vista Oeste. En el primer caso, una concesión que dejó caer Enap; en el otro, un área que tuvo el mismo destino pero que venía manejando Sinopec. Las dos compañías abandonaron las tareas entre 2016 y 2017, por lo que el gobierno provincial buscó un socio estratégico y lo encontró en Grupo Capsa.

Recientemente, el acuerdo por Bella Vista Oeste fue ratificado por la Legislatura provincial y ahora Capex está habilitada para realizar su plan de inversiones en los próximos cinco años. Desembolsará u$s 50,6 millones y pondrá en actividad un equipo de perforación en el área.

En el marco del séptimo llamado del Plan Exploratorio, Gas y Petróleo de Neuquén (GyP) firmó un contrato con Capex para la exploración, desarrollo y producción del área Parva Negra. La empresa que se quedó con la adjudicación realizó una propuesta económica de u$s 19,1 millones en concepto de trabajos e inversiones y la suma de u$s 5,5 millones por el acceso al área.

En la provincia de Neuquén, Capex también tiene a su cargo el yacimiento Agua del Cajón, que administra desde 1991, donde se producen e investigan reservas no convencionales en tight sand y formaciones shale.

LEÉ MÁS

Chubut: Capex comienza la explotación de Bella Vista Oeste

Río Negro: concesionan el área gasífera Puesto Zúñiga

En esta nota

Comentarios