Precios

Los precios del petróleo operan con pérdidas

Los valores de la materia prima descendieron ante las expectativas de una mayor oferta y una demanda más débil.

Este lunes, los precios del crudo operaron con pérdidas ante las expectativas de una alza de la oferta, mientras las preocupaciones por los costos de la energía y el posible incremento de casos del COVID-19 aumentan poco a poco.

De acuerdo a Reuters, los futuros del crudo Brent perdieron 1,11 dólares, o un 1,36%, a 81,05 dólares el barril; mientras que los del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) cedieron 1,03 dólares, o un 1,27%, a 79,76 dólares la unidad.

Los mercados de crudo mostraron un declino en las últimas tres semanas, golpeados por la apreciación del dólar y las especulaciones generadas en torno a las posibilidades de que el gobierno de Joe Biden libere crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos para enfriar los precios.

"Las posibles liberaciones de petróleo de las reservas estratégicas de petróleo del país norteamericano tienen gran parte de la culpa de la caída del precio", dijo el analista jefe de materias primas de SEB, Bjarne Schieldrop.

Según el especialista, "la razón más probable de la actual debilidad del precio del petróleo es el aumento de las tasas de infecciones por COVID-19 y las preocupaciones asociadas por la demanda mundial de petróleo debido a confinamientos o restricciones".

La semana pasada, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recortó su pronóstico de demanda mundial de crudo para el cuarto trimestre en 330.000 barriles por día respecto al proyección anterior, ya que los altos precios de la energía comenzaron a obstaculizar la recuperación económica de la pandemia.

En este contexto, Europa logró convertirse nuevamente en el epicentro de la emergencia sanitaria del COVID-19, lo que llevó a algunos gobiernos a considerar la posibilidad de volver a imponer confinamientos, mientras China lucha contra la propagación de su mayor brote causado por la variante Delta.

Por otra parte, la rusa Rosneft, la segunda compañía petrolera más grande del mundo por producción después de Saudi Aramco, advirtió el viernes de un potencial "superciclo" en los mercados energéticos mundiales, lo que eleva la perspectiva de precios aún más altos, debido a que la demanda supera a la oferta.

En esta nota

Comentarios