Precios

La suba de los precios del petróleo depende del acuerdo con Irán

Analistas de Citi apuntan a la posibilidad de que se levanten las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán.

Los esfuerzos de los gobiernos por impulsar una recuperación económica podrían sumar tensión a los ajustados suministros de petróleo y podrían generar que los precios alcancen nuevos máximos, a menos que las negociaciones internacionales pongan fin a las sanciones a Teherán y conduzcan a un aumento de las exportaciones iraníes.

De acuerdo a Reuters, el nerviosismo por la posible interrupción de las exportaciones de petróleo de Rusia, un importante productor, en medio de una concentración de tropas rusas en la frontera con la vecina Ucrania, ya ha contribuido a que los precios del petróleo alcancen su nivel más alto desde 2014.

En este marco, los precios internacionales del crudo llegaron hoy a poco menos de 100 dólares por barril, aunque aún están muy lejos del máximo histórico de más de 147 dólares alcanzado en julio de 2008.

Sin embargo, al igual que en 2008, cuando en menos de cinco meses se dispararon desde niveles cercanos a los actuales hasta el récord, el mundo está viendo un rápido crecimiento económico, suministros ajustados y una falta de capacidad de reserva para proporcionar un colchón contra trastornos geopolíticos.

tag:reuters.com,2022:newsml_KBN2K90R2
FOTO DE ARCHIVO: Un adhesivo en el que se lee
FOTO DE ARCHIVO: Un adhesivo en el que se lee "Petróleo Crudo" en inglés en un tanque de almacenamiento en la Cuenca Pérmica en Mentone, estado de Texas, Estados Unidos, el 22 de noviembre de 2019.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) comenzaron a levantar gradualmente los recortes de producción aplicados en respuesta a la caída de la demanda en el momento álgido de la pandemia de COVID-19 en 2020.

Pese a esto, JP Morgan predice que el grupo de productores continuará con incrementos progresivos, pero espera que el bajo rendimiento de algunos miembros impulse los precios. "Los incumplimientos en la oferta están aumentando y el reconocimiento por parte del mercado de la capacidad limitada también está creciendo", dijo el banco.

"Creemos que esto debería impulsar una prima de riesgo más alta alrededor de 125 dólares por barril ya en el segundo trimestre de 2022 y 150 dólares por barril en 2023", agregó.

Por su parte, analistas de Citi apuntan a la posibilidad de que se levanten las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán, miembro de la OPEP, ya que los diplomáticos de ambas partes afirman que las conversaciones están progresando.

Un acuerdo podría añadir alrededor de medio millón de barriles diarios (bpd) al mercado para abril o mayo y 1,3 millones de bpd para finales de año, lo que, junto con un aumento de alrededor de 2,8 millones de bpd de Canadá, Brasil, Irak, Venezuela y Estados Unidos, podría empujar los precios por debajo de los 65 dólares el barril.

"La mayoría de los análisis del mercado sobre los precios del año que viene se han centrado en la falta de capacidad de producción excedente y han ignorado la probabilidad de que el petróleo iraní vuelva a los mercados", dijo Citi.

Asimismo, la consultora Energy Aspects ofreció una visión más alcista, afirmando que el levantamiento de las sanciones "no debería llevar los precios por debajo de los 80 dólares este año".

La posibilidad de que un aumento de los valores provoque una mayor producción del petróleo de esquisto en Estados Unidos es fundamental para una perspectiva más prudente.

"Hasta 2,2 millones de barriles por día (bpd) de petróleo de esquisto estadounidense podrían liberarse en caso de un superciclo, si los precios del crudo se mantienen en torno a los 100 dólares por barril o por encima de ellos", señaló la consultora Rystad Energy.

Aunque los precios pueden impulsar una mayor producción, Michael Tran, estratega de materias primas de RBC Capital Markets, no prevé un gran impacto en la demanda.

En esta nota

Comentarios