OPEP+

Las claves del sorpresivo recorte que decidió la OPEP+

La movida de Arabia Saudita y Rusia, los jugadores fuertes de la OPEP+, conmueve a los mercados y hacen subir el precio del barril de petróleo.

LONDRES (Reuters) - La OPEP y sus aliados, incluida Rusia, acordaron el domingo ampliar los recortes de la producción de crudo a 3,66 millones de barriles diarios (bpd, por sus siglas en inglés), equivalentes al 3,7% de la demanda mundial.

El sorprendente anuncio contribuyó a que los precios subieran posteriormente 5 dólares por barril, hasta superar los 85 dólares.

He aquí las principales razones por las que la OPEP+ -como se conoce a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados- recortará la producción:

PREOCUPACIÓN POR LA DEBILIDAD DE LA DEMANDA MUNDIAL

Arabia Saudita ha declarado que los recortes voluntarios de producción de 1,66 millones de bpd, que se suman a los 2 millones de bpd ya existentes, se realizan como medida de precaución destinada a apoyar la estabilidad del mercado.

El vice primer ministro ruso, Alexander Novak, señaló que la crisis bancaria de Occidente es una de las razones del recorte, así como la "interferencia en la dinámica del mercado", expresión rusa para describir un tope de precios de los países occidentales sobre el petróleo ruso.

El temor a una nueva crisis bancaria en el último mes ha llevado a los inversores a deshacerse de activos de riesgo como las materias primas, tras lo que los precios del petróleo han caído a cerca de 70 dólares por barril, desde su máximo histórico de 139 dólares de marzo de 2022.

Una recesión mundial podría reducir los precios del petróleo. La firma de análisis Redburn dijo que el tamaño del último recorte fue probablemente exagerado, a menos que la OPEP tema una recesión mundial importante.

CASTIGO A LOS ESPECULADORES

El recorte también castigará a los vendedores al descubierto de petróleo o a quienes apuestan por caídas del precio del crudo.

Ya en 2020, el ministro saudita de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, advirtió a los operadores contra las grandes apuestas en el mercado del petróleo, diciendo que trataría de hacer saltar el mercado agitado y prometiendo que los que apuestan por el precio del petróleo serían "sufriendo como si estuvieran en el infierno".

Antes del último recorte, los fondos de cobertura habían reducido su posición neta en el petróleo de referencia estadounidense WTI a solo 56 millones de barriles el 21 de marzo, la más baja desde febrero de 2016.

Sus posiciones largas alcistas superaban a las cortas bajistas en una proporción de solo 1,39:1, la más baja desde agosto de 2016.

"El último recorte perjudicaría mucho a quienes apuestan contra el petróleo", dijo una fuente familiarizada con el pensamiento de la OPEP+.

BÚSQUEDA DE PRECIOS MÁS ALTOS

Muchos analistas dijeron que la OPEP + está dispuesta a poner un piso bajo los precios del petróleo en 80 dólares por barril, mientras que UBS y Rystad predijeron un salto de nuevo a 100 dólares.

Sin embargo, unos precios del petróleo excesivamente altos representan un riesgo para la OPEP+, ya que aceleran la inflación, incluida la de los bienes que el grupo necesita comprar.

También fomentan un aumento más rápido de la producción de los países no miembros de la OPEP y las inversiones en fuentes alternativas de energía.

Según Goldman Sachs, el poder de la OPEP ha aumentado en los últimos años, a medida que la respuesta del esquisto estadounidense a la subida de los precios se ha hecho más lenta y reducida, en parte debido a la presión ejercida sobre los inversores para que dejen de financiar proyectos de combustibles fósiles.

TENSIONES CON WASHINGTON

Washington ha calificado de "desaconsejable" el último movimiento de la OPEP+.

Occidente ha criticado repetidamente a la OPEP por manipular los precios y ponerse del lado de Rusia a pesar de la guerra en Ucrania.

Estados Unidos estudia aprobar una ley conocida como NOPEC, que permitiría embargar los activos de la OPEP en territorio estadounidense en caso de que se demuestre una colusión en el mercado del crudo.

La OPEP+ ha criticado a la Agencia Internacional de la Energía, el organismo de control del sector energético de Occidente en el que Estados Unidos es el mayor donante financiero, por liberar reservas de petróleo el año pasado, una medida que consideró necesaria para bajar los precios ante el temor de que las sanciones interrumpieran el suministro ruso.

Sin embargo, la predicción de la AIE no llegó a materializarse, lo que llevó a fuentes de la OPEP+ a afirmar que se trató de una decisión política destinada a mejorar la imagen del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Estados Unidos, que liberó la mayor parte de las reservas, dijo que recompraría algo de petróleo en 2023, pero más tarde lo descartó.

JP Morgan y Goldman Sachs dijeron que la decisión de EEUU de no recomprar petróleo para reservas podría haber contribuido a la medida de la OPEP+ de recortar la producción.

En esta nota

Dejá tu comentario