pymes

Se abre el grifo para las pymes, pero sin las divisas

El anuncio de Massa surtió efecto. Se autorizaron las SIRA pendientes, pero hay dificultades para acceder al pago en dólares. Los proveedores de Vaca Muerta buscan alternativas.

La recuperación del funcionamiento pleno de Vaca Muerta, en toda la dinámica que necesita en insumos importados, no será de la noche a la mañana. El anuncio de Sergio Massa el domingo pasado respecto del nuevo proceso de autorización del sistema de Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) para 7400 pymes, pendientes de aprobación, será una bocanada de aire fresco, pero no el alivio total.

“Todavía sigue faltando de todo en las empresas, el acceso al mercado de cambios no está fácil”, dijo a +e Leandro Capasso, presidente de la Cámara Argentina de Proveedores de la Industria Petroenergética (Capipe).

Desde varillas para el sistema de bombeo en un pozo petrolero hasta computadoras y productos químicos forman el amplio arco de productos que suman masa crítica a los faltantes, que estuvieron meses trabados en la Aduana por la restricción a las importaciones. El problema se agravó mucho más con el resultado de las PASO y la falta de divisas en el Banco Central, que generaron una bomba de tiempo en la industria y la paralización de algunos procesos en la provincia de Neuquén.

El panorama se despeja de a poco, pero la burocracia es más lenta que los tiempos de producción. Y mucho más en un contexto político inestable, donde pocos saben qué puede pasar la semana que viene.

Capasso sostuvo que del universo de empresas que estaban a la espera de autorización en el SIRA, el 70% de ellas comenzó a destrabar las importaciones de insumos esta semana luego del anuncio de Massa, pero se encontraron con otro problema: la dificultad de acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

Sostuvo que a las compañías no les están cerrando los tiempos para cancelar las SIRA y que la llegada de los insumos puede retrasarse y quedar solamente en una política paliativa centrada en los anuncios.

Importaciones.jpg

Explicó que para el pago en el sistema de importaciones se está haciendo difícil de financiar. “Están pidiendo 180 días para pagar en yuanes (moneda de los swaps chinos) y 250 días en dólares. Y la verdad es que los proveedores no están aceptando esos plazos”, indicó Capasso.

Economía informó que los pedidos de importación se componen de 475 millones de dólares de bienes intermedios (insumos y bienes para la producción), 175 millones de dólares de piezas y accesorios (repuestos) y 68 millones de dólares de bienes de consumo.

Vaca Muerta tiene un volumen amplio en el baúl de insumos, y por ahora las más perjudicadas son las pymes que no tienen un respaldo como las grandes empresas de servicios petroleros, que se han stockeado con otros precios.

“Se están buscando otro tipo de herramientas para poder pagar, porque es bastante complejo conseguir divisas. Así que, dicho esto, en conclusión, si las SIRA están siendo aprobadas, hoy la problemática de importaciones sigue existiendo desde el pago de los bienes o servicios”, explicó Capasso, quien además es propietario de Indave Patagónico SA en el Parque Industrial Neuquén.

Reconoció que “hubo en los últimos días una autorización grande de SIRA, que en nuestra cámara llegó al 70%”.

Además de que el sistema de importaciones viene atrasado respecto de la demanda productiva, existe otro problema ligado a la inflación que impacta sobre las pymes en la provincia de Neuquén. Y es que muchos insumos que pueden conseguirse en la plaza local “no tienen precios” debido al impacto de la devaluación oficial del 22%.

Nación describió que, pese al clima restrictivo, desde octubre de 2022 hasta agosto de 2023 se autorizaron importaciones por casi 7000 millones de dólares en 172.000 SIRA. Beneficiaron a 21.671 empresas. Pero la alta demanda de un bloque productivo como Vaca Muerta desdibuja números.

En esta nota

Dejá tu comentario