Política

¿La Mesa de Vaca Muerta quedó en un limbo?

Neuquén exige que se sostenga el espacio de discusión nacional. De los 44 temas que se abordaron, en 15 no hubo acuerdos.

Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

La transición política hacia el nuevo gobierno de Alberto Fernández y la bruma que existe sobre las medidas futuras que se tomen en materia energética sumaron otro interrogante: ¿qué va a pasar con la Mesa de Vaca Muerta?

La pregunta aún no tiene una respuesta oficial y parece haber quedado en un plano marginal, luego de la crisis que provocó el Decreto 566/19, que desencadenó la paralización de la actividad en la cuenca, sumado el clima de transición.

De acuerdo al informe que aparece en la Secretaría de Energía de la Nación, la Mesa tuvo siete encuentros desde el 13 de septiembre de 2018 al 13 de junio de 2019, con un encuentro fallido previo a las PASO. Se trataron 44 temas complejos en siete encuentros y otros 15 quedaron en el tintero.

La Mesa, compuesta por funcionarios del gobierno nacional, de la provincia de Neuquén, las cámaras empresariales el sector hidrocarburífero y los sindicatos petroleros, ha sido un espacio con idas y vueltas sobre temas técnicos y políticos, alrededor de lo que en estos años generó la extracción no convencional en Neuquén.

El gobierno provincial quiere mantener el espacio, del cual si bien muchos temas complejos quedaron en una suerte de limbo, hay otros, específicamente que benefician al posicionamiento de las pymes de Neuquén, donde hubo avances sustanciales.

“Es un espacio que creemos que se tiene que mantener y donde se han logrado muchas cosas, sobre todo en lo que respecta a la cadena de valor de nuestras empresas neuquinas”, explicó a +e Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria de la Provincia de Neuquén.

En igual sentido opinó el referente de Relaciones Institucionales de la Cámara Empresarial Industrial Petrolera y Afines del Neuquén (CEIPA), Gonzalo Etchegatay.

Hasta el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillemo Pereyra, pidió que se reúna la Mesa de Vaca Muerta donde se trató la adenda al convenio colectivo de trabajo, que reguló la actividad shale en la cuenca neuquina, debido a los 600 telegramas que recibieron empleados de las empresas de servicios de fractura.

La Mesa se reunió con regularidad y si bien hubo temas complejos de resolver, como la necesidad de que las operadoras comienzan la etapa de midstream en Vaca Muerta (para poder evacuar los cuellos de botellas proyectados en la producción de crudo al 2022) o la apertura del gas a nuevos mercados, a la Provincia de Neuquén le sirvió para planificar el sostenimiento de las empresas locales, que son parte del motor de la economía que mueve, en la facturación de un mes, más de 5.000 millones de pesos.

Uno de los desafíos para 2020, según fuentes consultadas por +e, es exigir la continuidad de la Mesa de Vaca Muerta y consolidar bloques de pymes locales para poder ser más competitivos en una posible nueva etapa en la era del nuevo gobierno.

Tintero: Los temas en los que no hubo acuerdo

Los pueblos originarios. La Mesa de Vaca Muerta tuvo un tercer punto en la sexta reunión sobre las comunidades originarias. En Neuquén hubo conflictos por reclamo de tierras muy cerca de los yacimientos, algo que pone en tensión al Gobierno y las empresas.

Seguridad laboral. En los yacimientos hubo un sinnúmero de accidentes. Casi 100 muertes en 20 años y con la explotación del no convencional, se dispararon las estadísticas según los datos del IAPG. Si bien hubo discusiones, el tema quedó en agenda abierta.

El clima previo a las PASO. Unos días antes de las PASO la Mesa de Vaca Muerta se reunió pero no se subió información de los procesos. El clima, según cuentan quienes participaron, fue tenso en la previa al Decreto 566/19.

En esta nota

Comentarios