Phoenix

Phoenix explora, invierte y piensa en exportar crudo de Vaca Muerta

La empresa independiente obtuvo la concesión de Mata Mora Norte. Cuenta con otros proyectos en Neuquén con objetivo en la formación geológica.

Phoenix Global Resources firmó por la concesión no convencional de Mata Mora Norte, con un compromiso de inversión de u$s 110 millones. Sin embargo, esta compañía independiente tiene más planes para Neuquén con objetivo en la formación Vaca Muerta. Incluso, el escenario exportador que se abrió para el crudo neuquino el año pasado es atractivo para esta firma.

El CEO es nada menos que Pablo Bizzotto, un ingeniero con amplia experiencia en la industria hidrocarburífera y que tuvo un paso importantísimo en YPF, acelerando en entre 2016 y 2019 la migración a pozos horizontales. "No tenemos que reinventar la rueda. Todo lo que se aplica en Vaca Muerta funcionan muy bien. Esto es gracias a la curva de aprendizaje de todos estos años", dijo Bizzotto en diálogo con +e.

El plan de Phoenix es construir cuatro PADs con tres pozos cada uno. El desarrollo de estos doce pozo serán en un plazo de cinco años en la ventana de "black oil" de Vaca Muerta. En la etapa piloto, que contempla un periodo de cinco años, se prevé invertir 110 millones de dólares para perforar 12 pozos. De acuerdo a los resultados, hacia adelante se perforarán 180 en la etapa de desarrollo.

Tal como informó +e, el contrato firmado entre la compañía con el gobernador Omar Gutiérrez implica la inversión de u$s 110 millones para los PADs, que tendrán pozos horizontales de 2.150 metros en promedio, y conlleva un pago de u$s 2,75 millones en concepto de Responsabilidad Social Empresaria y un pago de u$s 3,25 millones como Bono de Infraestructura.

Phoenix Global en Neuquén.jpg

"Este acto de confianza que nos demuestra a los neuquinos y neuquinas la decisión de seguir invirtiendo en este momento en que estamos desarrollando un plan de reactivación y recuperación”. Agregó que “es importante seguir avanzando con más reglas de juego claras y seguridad", dijo el gobernador Omar Gutiérrez tras la firma del acuerdo junto al CEO de Phoenix, Pablo Bizzotto, el presidente de GyP, Alberto Saggese, y el ministro de Energía, Alejandro Monteiro.

La concesión está a nombre de Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), la empresa estatal-provincia, que tendrá el 10%, mientras que el 90% queda en manos de Phoenix. "Con GyP tenemos una relación muy profesional. El pedido fue en conjunto ante la autoridad de aplicación, que es el Ministerio de Energía y Recursos Naturales", explicó Bizzotto en el contacto con este medio.

"Neuquén tiene una tradición hidrocarburífera, con mucho trabajo y empeño. Lo mismo con los sindicatos, con quienes hablamos de mejorar la eficiencia. Vaca Muerta es un ejemplo de las cosas que se pueden hacer en este país si tenemos un objetivo común", reflexionó Bizzotto. "A medida que el mundo se normalice, particularmente con el consumo de combustibles, Vaca Muerta se convertirá en una gran oportunidad para la Argentina", añadió.

Uno de los principales accionistas de Phoenix es Mercuria, un importante inversor en petróleo en el mundo. A medida que crezca la actividad en los bloques de Phoenix, Bizzotto no descarta que también pueda aprovecharse la veta exportadora que ganó Neuquén a mediados del 2020. Muchas compañías se lanzaron al mundo y hoy el crudo de Vaca Muerta y de Neuquén está en los mercados internacionales.

"Mercuria es uno de los grandes traders de petróleo. En un potencial escenario de exportación, nosotros podríamos colocar el crudo de Vaca Muerta en el mundo", remarcó Bizzotto.

Pablo Bizzotto 001.jpg

Además de estos proyectos en el norte, el bloque Mata Mora continúa en proceso exploratorio, período en el cual se realizarán trabajos de sísmica 3D para evaluar la continuidad de las características de la formación geológica hacia el sur del área. Las áreas Mata Mora se encuentran en la ventana de petróleo negro con un espesor aproximado de 150 metros. De acuerdo con los datos exploratorios, se comprobó una producción del nivel inferior denominado La Cocina, el cual presenta en esta zona un espesor promedio de 40 metros.

"Estamos transitando este camino de puesta en valor de nuestros acres. Tenemos áreas en Neuquén y en Mendoza (con producción convencional), en ambas provincias estamos muy cómodos y en los dos lugares nos van a ver muy activos", repasó el CEO de Phoenix. "Soy optimista con Vaca Muerta, la eficiencia está al nivel de rocas como Permian en Estados Unidos. La industria, las autoridades y los sindicatos lograron que Vaca Muerta deje de ser apenas un sueño", dijo.

Bizzotto explicó que lo importante es realizar un buen piloto para obtener datos geológicos que serán cruciales para elaborar el modelo predictivo y el diseño de los pozos de este proyecto. Los datos son la clave para mejorar la eficiencia de una concesión no convencional como Mata Mora Norte. Todo un desafío para una empresa independiente que quiere pisar fuerte en Vaca Muerta.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar