petróleo

Una industria transparente

Modernización, industria y Estado. La implementación del estándar EITI le permitirá a la Argentina mejorar el conocimiento sobre los ingresos originados por las industrias extractivas.

EITI son las siglas en inglés de Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas, un estándar global de publicación de los datos sobre sectores como el petróleo, el gas y la minería. Argentina forma parte luego de un largo proceso de postulación y adaptación a estos compromisos.

El Consejo del EITI aprobó en febrero la solicitud de Argentina de unirse en la reunión celebrada en Kiev, Ucrania.

El gobierno argentino se sirve del método EITI para promover la administración responsable de los recursos naturales, en un compromiso que tiene una utilidad política de gestión transparente y las empresas pueden exponer sus avances ante inversores y países.

En cada uno de los países en los que tiene presencia, el EITI está conformado por un grupo multipartícipe, integrado por gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad. Por el gobierno nacional participan organismos dependientes de Economía, Producción, Trabajo y la Jefatura de Gabinete. En representación de la industria, está el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), la empresa YPF, la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) y la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH).

La sociedad civil también tiene un rol en este grupo multipartícipe y sus representantes son la Fundación Directorio Legislativo, la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), la Universidad Católica Argentina (UCA), la Fundación Cambio Democrático y el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

Cada una de estas organizaciones designó un representante titular y otro suplente. La presidencia del grupo multipartícipe es compartida entre la Secretaría de Gobierno de Energía y la Secretaría de Política Minera del Ministerio de Producción y Trabajo. En paralelo, existe una secretaría nacional liderada por el coordinador nacional de EITI Argentina, que es responsable de coordinar y supervisar los esfuerzos en la implementación del estándar.

Ante el carácter federal de la legislación argentina, el Gobierno presentó una adhesión adaptada. Hasta ahora solo la provincia de Salta ha adherido formalmente al EITI. Uno de los objetivos principales de la iniciativa es la publicación de información sobre los regímenes aplicables a la exploración y explotación de hidrocarburos y minerales, volúmenes de producción y cotejo de pagos realizados y recibidos.

La implementación del estándar EITI le permitirá a la Argentina mejorar el conocimiento sobre los ingresos fiscales originados por las industrias extractivas.

--> Argentina en el EITI. El potencial del shale neuquino

Fredrik Reinfeldt es ministro de Energía de Suecia y presidente del EITI a nivel global. Celebró la incorporación de la Argentina, que es la tercera economía en importancia de América Latina, que así se convirtió en el 52º país miembro del programa. Valoró el rol que tiene el país en el desarrollo de sus recursos de hidrocarburos no convencionales gracias a Vaca Muerta.

“Felicito a Argentina por convertirse en miembro de la familia del EITI”, afirmó Reinfeldt tras la confirmación de su ingreso en una reunión de la iniciativa para la transparencia realizada en Kiev, Ucrania, en febrero último.

“El país tiene grandes reservas de gas de esquisto y la implementación del EITI puede contribuir a que Argentina gestione estos recursos respetando los estándares más elevados. Tenemos mucho interés en trabajar con las partes interesadas del país a fin de promover una gobernanza sólida del sector de las industrias extractivas, enriquecer el debate público y conseguir reformas significativas”, explicó.

En esta nota

Comentarios