petróleo

De Comodoro a Vaca Muerta: el petróleo y su reinvención permanente

Con la experiencia en el sur chubutense, Enrique Hermitte contribuyó a que la Cuenca Neuquina pudiera dar sus primeros pasos en el petróleo y el gas.

Era el 12 de diciembre de 1907, el perforador había pasado los 500 metros con gran esfuerzo en el arcilloso suelo de Comodoro Rivadavia. "Se cree haber dado con una napa de kerosene", decía el telegrama que envió el equipo encargado de explorar esa zona del sur de Chubut a las autoridades de Buenos Aires. Finalmente, el 13 de diciembre surgió el petróleo y rápidamente su protección y tutela estatal se convirtió en una prioridad del gobierno nacional. Había empezado una nueva era para la Argentina.

Si bien hubo exploraciones en Salta y Mendoza a fines del siglo XIX, la hazaña del equipo de la Dirección de Minas en Comodoro Rivadavia fue la de encontrar abundante petróleo para su explotación comercial, en tiempos donde se buscaba dejar de depender del carbón importado. De hecho, el objetivo era buscar yacimientos de carbón y petróleo, además de agua para la zona.

“Los grandes consumidores locales de energía, como las usinas eléctricas, los ferrocarriles y algunas plantas manufactureras, comenzaron a mirar el petróleo de Comodoro con un renovado interés”, cuenta Nicolás Gadano en "Historia del Petróleo" (Edhasa, 2006), sobre la naciente industria luego de la Gran Guerra. "Tras un frustrado intento de explorar el territorio en buscar de carbón, la Marina decidió apoyar activamente la explotación estatal de Comodoro".

Aquel puntapié no dejó de descansar y pronto Enrique Hermitte, uno de los impulsores del trabajo en tierra comodorense, salió a buscar petróleo en otra cuenca. Así, después de un trabajo que incluyó a presos del entonces territorio nacional de Neuquén para las tareas más duras, pudieron encontrar crudo en Plaza Huincul e iniciar una industria desde 1918 en el norte patagónico.

Sin embargo, la industria nunca descansó. En el sur con Comodoro Rivadavia se expandió la cuenca del Golfo San Jorge en los distritos de Chubut y Santa Cruz y en el norte Plaza Huincul fue la base para delinear la Cuenca Neuquina que se extendería por Neuquén, Río Negro y La Pampa. La geología argentina es enormemente generosa en recursos de petróleo y gas.

Campamento-1-de-Plaza-Huincul.png

"Tráigame una damajuana con petróleo del pozo de Plaza Huincul y crearemos otra explotación de petróleo como la de Comodoro Rivadavia”, dijo Hermitte, cita el libro “Petróleo y colonización” (Dunken, 2013) elaborado por varios autores, todos profesionales retirados de la industria. El geólogo Juan Keidel, que había estudiado la zona, propuso que el equipo perforador Fauck, al que bautizaron como "Patria", hiciera el pozo en Plaza Huincul.

Hasta allí llegó Enrique Cánepa, un joven ingeniero que iba a ayudar a Keidel en la zona conocida como Aguada de la Pasto Verde, el nombre con el que conocían a Carmen Funes. “Los reclusos de la U9 trabajaron exactamente 16 días en 1915 por orden y con la autorización del director de la cárcel”, describió Gerardo Burton en "Crónica del Subsuelo" (Doble Z, 2017).

En la década de los sesenta empezó la gran explotación en el mar y el primer pozo exitoso fue en la costa del Golfo San Jorge. Sin embargo, el lado marítimo de esa cuenca se desarrolló muy escasamente. Y no fue hasta que en Tierra del Fuego empezaron a encontrarse yacimientos gasíferos de enorme importancia. De hecho, el actual gasoducto San Martín lleva el gas desde la isla hasta Buenos Aires.

La Cuenca Neuquina lideró la producción onshore de gas natural durante buena parte de la historia reciente y más con el hallazgo de Loma La Lata-Sierra Barrosa. Pero en los últimos diez años el gran salto lo daría la explotación no convencional, impulsada por Neuquén e YPF, empresa que se renacionalizó en 2012.

Vaca Muerta y los no convencionales son el redescubrimiento del petróleo y el gas, un símbolo de esperanza para el autoabastecimiento y la creación de un nuevo sector industrial y exportador.

> Hermitte, un hombre clave para el petróleo

Enrique_Hermitte.jpg

Enrique Hermitte fue un ingeniero argentino considerado por mucho como uno de los descubridores del petróleo argentino, junto a otros hombres destacados como José Fuchs. Después de la hazaña del Pozo 2 de Comodoro, el recurso que surgió del Pozo 1 de Plaza Huincul el 29 de octubre de 1918 fue rápidamente llevado a analizar a Buenos Aires: poca agua y menor densidad que el comodorense. Nacía el crudo que hoy conocemos como “Medanito”. Para agosto de 1922 , Hermitte autorizó el envío de tres perforadores adicionales a la Cuenca Neuquina y así se realizaron seis pozos, cinco de ellos productivos.

En esta nota

Comentarios