OPEP

El mundo hace malabares para sostener el precio del crudo

La OPEP recortó 1,25 millones de barriles por día en junio. Se suma al freno de 9,7 millones de mayo. Buscan estabilizar el precio ante la presión del COVID-19.

La OPEP recortó su producción petrolera en 1,25 millones de barriles por día (bpd) en junio respecto a los niveles de mayo, en el marco de su acuerdo de reducción de bombeo con un grupo de aliados liderado por Rusia, según cálculos de la firma de seguimiento de tanqueros Petro-Logistics.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, acordaron rebajar la oferta una cifra récord de 9,7 millones de bpd desde el 1 de mayo para contrarrestar un desplome del precio y de la demanda de crudo provocado por la crisis del coronavirus. La cuota de reducción de la OPEP es de 6,084 millones de bpd.

"Excluyendo Irán, Libia y Venezuela, que no son parte del acuerdo de recorte, el suministro de OPEP-10 sigue a unos 1,55 millones de bpd del cumplimiento pleno", dijo Petro-Logistics en un correo electrónico.

"Irak, Nigeria y Kuwait son los países principales en la reducción de su suministro desde mayo, con más rebajas limitadas de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Angola", agregó la agencia de noticias Reuters, citando a la empresa que sigue el movimiento de los tanqueros.

El mercado internacional del crudo quedó signado por la fluctuaciones desde marzo. En un primer momento, el precio a la baja hizo patente una disputa por las cuotas de mercado entre las potencias productoras.

Las tensiones, que tuvieron como emergentes a Rusia y Arabia Saudita, y también a Estados unidos, fueron la antesala de la profunda crisis en la que cayó la industria petrolera mundial con el auge de las cuarentenas del coronavirus.

Aviones y vehículos de todo tipo de porte paralizados a lo largo y ancho del mundo, sumados a la menor demanda de combustibles por la caída de la economía mundial, se transformaron en un cóctel fatídico para el sector desde marzo pasado.

Argentina, regida por las generales de la ley, aplicó un precio sostén para el crudo, que está ubicado hoy por encima de la cotización internacional del Brent, el petróleo de referencia para el país. De este modo buscó un aliciente económico, para provincias con petróleo, que ya estaban afectadas por la baja en el nivel de sus regalías.

Ese valor es de 45 dólares, pero todavía no está del todo claro que cantidad de operaciones de realizaron a ese precio, en un contexto en el que algunas refinadoras presionan a las productoras para comprar el crudo incluso por debajo de la cotización en el resto del mundo, hoy a entre los 41 y los 42 dólares por cada barril.

Es que el derrumbe de la demanda de combustibles, pese a la diferente dureza de la cuarentena en el país (Buenos Aires con medidas más duras y el resto de las provincias algo más flexibilizada, según cada caso), hizo que hoy el consumo en surtidores sea cercano al 55% si se toma el total de las provincias.

LEÉ MÁS

Pese al recorte, el crudo sigue perdiendo valor

En esta nota

Comentarios