OPEP

Arabia y Rusia quieren sellar el recorte con EEUU

En la convocatoria al G-20, los países que integran la OPEP+ insistirán para estabilizar los precios del barril de crudo.

Arabia Saudita, Rusia y sus aliados presionarán a México este viernes para que se sume a un acuerdo de reducción colectiva de producción de petróleo equivalente al 10% de los suministros mundiales y buscarán que Estados Unidos y otros productores recorten un 5% más. El objetivo es lograr un recorte récord para aliviar a la industria a nivel global y estabilizar los precios del barril de crudo, ante la crisis de la demanda por la pandemia.

El plan de rebajas encabeza la agenda de la videoconferencia que celebrarán este viernes los ministros de Energía del Grupo de 20 grandes economías (G-20), después de que Moscú, Riad y otros miembros de la OPEP+ alcanzaron el jueves un acuerdo en unas negociaciones maratonianas, frustradas más tarde por los reparos de México a la iniciativa. El país que lidera Andrés Manuel López Obrador quiere recortar sólo 100 mil barriles por día y no los 400 mil que se le pide.

Rocío Nahle on Twitter

Los precios del crudo se han hundido a su mínimo en dos décadas por las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus, que provocaron un colapso de la demanda petrolera, así como por el pulso entre Moscú y Riad por la cuota de mercado, que inundó el mercado de suministro extra.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado al líder de la OPEP, Arabia Saudita, que es anfitrión de la cita del viernes, con medidas punitivas si no arregla los problemas de exceso de suministro, que han impactado a los presupuestos de las naciones productoras y a las compañías estadounidenses, que extraen el hidrocarburo a un costo más alto.

Mientras la OPEP+ intentaba cerrar un pacto de recorte tras 10 horas de videoconferencia, Trump habló por teléfono con su par ruso, Vladimir Putin, y con el rey Salman saudí. "Tuvimos una gran conversación sobre la producción petrolera y la OPEP, para que consigamos que a nuestra industria le vaya mejor que ahora", dijo Trump.

OPEC on Twitter

México, que lleva un tiempo enfrentado con Washington por el plan de Trump de construir un muro entre los dos países, está menos preocupado por los bajos precios del crudo, ya que tiene un programa de cobertura que le protege de las bajadas.

El director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Fatih Birol, dijo que espera que la reunión del G-20 restaure la estabilidad en los mercados petroleros. Los mercados estaban cerrados el viernes por la conmemoración de la Semana Santa en muchos países.

Los precios del barril referencial de crudo Brent cerraron el jueves en torno a los 32 dólares, a la mitad del nivel que tenía a fines de 2019, a pesar de los recortes sin precedentes que baraja la OPEP+. Los precios del West Texas Intermediate (WTI) cerraron por debajo de los 23 dólares el barril, un nivel que conduce a las pérdidas a la mayoría de la industria petrolera estadounidense.

La OPEP+, que engloba a la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y otros aliados, elaboró planes de recortes combinados de 10 millones de barriles por día (bpd) en mayo y junio, en medio de llamados para que Estados Unidos y otros añadan una rebaja de 5 millones de bpd.

No obstante, aunque se llegue a un acuerdo sobre estos recortes, que reducirán el equivalente al 15% de la producción mundial, el mercado seguirá teniendo una sobreabundancia de crudo, ya que la demanda ha caído hasta un 30%.

En esta nota

Comentarios