Oilstone

El convencional busca un nuevo rumbo en Neuquén

Oilstone, una empresa dedicada a la recuperación de viejos pozos petroleros, tiene planes de expandirse en la cuenca.

El negocio de operar yacimientos maduros en Neuquén es tan silencioso que cualquiera puede pensar que es una suerte de locura en medio del boom del shale, donde a solo cuatro multinacionales les cierra la apuesta de invertir y sacar petróleo y gas de las duras entrañas de Vaca Muerta.

“Cada años hemos dado un salto discreto, pero hemos hecho algún movimiento que nos ha permitido crecer; tenemos en vista una par de oportunidades que estamos evaluando para este año”, expresó a +e Mauricio Russo, director comercial de Oilstone, una empresa dedicada a operar yacimientos convencionales en la Cuenca Neuquina.

La compañía tiene 12 concesiones en Neuquén, de las cuales cinco son 100% del manejo propio y siete en sociedad con Gas y Petróleo de Neuquén (GyP), y buscar fortalecerse en ese segmento más allá del gigante mercado de Vaca Muerta.

Solo en el yacimiento Huincul La Dorsal, la compañía tiene el 40% de la operación. En las demás, el control del área es del 60%.

Actualmente, el manejo de la producción de la compañía le permite sacar en la ventana del crudo unos 1.700 barriles de petróleo por día (bdp/d) y 900.000 metros cúbicos diarios de gas natural.

Si bien para los volúmenes que se manejan en la producción no convencional pueden parecer marginales, las cotas de ganancias, por la baja de los costos operativos para estas empresas, es más notable.

“Estamos constantemente interviniendo y el gran desafío es la financiación para empresas del tamaño de Oilstone. En los campos convencionales, que tienen una declinación natural, mantener una producción ya es incremental porque estás reponiendo reservas”, añadió Russo.

Si bien la compañía en términos de empleados y maniobras puede ser considerada una pyme, los valores de facturación en la industria hidrocarburífera hacen que se salga de ese segmento. Hoy el tema central de Oilstone es conseguir financiación para los planes de desarrollo en algunos yacimientos.

Oilstone (5).jpg

Momento duro

En el momento más complejo de la pandemia cuando se paralizó la actividad en abril de 2020, la compañía tuvo algunos inconvenientes, pero siguió trabajando. Solo paralizó un equipo de pulling para levantar pozos, pero no pudo poner en producción otros durante el período restrictivo de la pandemia.

“Fue en abril que se cerró todo, YPF nos comunica que no nos podía recibir más petróleo y toda la producción la entregábamos en la refinería Plaza Huincul. Ese fue el momento más crítico, porque el 97% de lo que se saca en el convencional es agua y el 4% es petróleo, y parar un campo es perder producción. En su momento se hizo toda una estrategia de buscar nuevos clientes y almacenar petróleo”, recordó el director comercial de Oilstone.

La compañía tiene contratos particulares de venta en algunos yacimientos de crudo y gas, a veces en forma separada (Oilstone y GyP) y otras en forma conjunta ente las empresas que conforman una UTE.

“El año pasado, cada uno venía su gas en forma separada y, este año, desde mayo estamos vendiendo conjunto”, resaltó.

Oilstone (1).jpg

> Datos: sus áreas y producción

Los activos de la compañía. Las concesiones que tiene Oilstone son Cerro Bandera, Anticlinal Campamento, Al Sur de la Dorsal, Dos Hermanas, Ojo de Agua, Puesto Cortadera, Portezuelo Minas, Loma Negra NI, Cutral Co Sur, Collón Curá, Bajo Baguales y Neuquén del Medio. En todas opera en conjunto con GyP del Neuquén.

Una petrolera consolidada. La empresa tiene un plantel de 265 empleados estables y cada vez que debe realizar operaciones especiales, hace subcontrataciones. Si bien es una compañía chica, está consolidada en el rubro desde hace años.

Ranking nacional. Oilstone es la operadora productora de crudo que está en el puesto 19 en el país y se ubica en el lugar 13 en termino de producción gasífera. Hace más de una década que se dedica a la recuperación de pozos en viejos yacimientos.

En esta nota

Comentarios