Naftas

Comenzó la suba escalonada en las naftas de YPF

Es de esperar que las otras compañías comercializadoras de combustibles adopten la misma postura durante el día, tal como suele ocurrir.

En la madrugada de este martes, los combustibles de YPF tuvieron un incremento de hasta el 7% y ahora se espera que el resto de las compañías también empiecen a corregir sus pizarras. La petrolera controlada por el Estado nacional anunció la semana pasada que realizaría cambios en los precios de sus naftas y gasoil en los próximos tres meses, en la misma jornada donde describió el plan de inversiones para producir más petróleo y gas.

Tras un 2020 afectada por la pandemia, la empresa que lidera el mercado de dowstream ha realizado una serie de incrementos en los precios de las naftas tanto para actualizar el precio en los surtidores como para alinearse con las subas impositivas. Todo esto en el marco del último trimestre del año pasado y lo que va del 2021, con el descongelamiento de los combustibles y la reactivación de las ventas tras la flexibilización de la cuarentena a nivel nacional.

Según pudo saber +e, estos incrementos de YPF se irán dando en los próximos tres meses, sin tomar en cuenta el movimiento de impuestos, y existe el compromiso de que no haya más en el resto del 2021. En el último trimestre del 2020, con el mayor movimiento ante un horizonte más optimista por las campañas de vacunación en el país, YPF logró su mejor nivel de ventas de combustibles en la pandemia. En los meses críticos exportó productos refinados a Bolivia y Paraguay.

El aumento escalonado de los precios que pretende YPF será en un plazo de tres meses para un global de 15%. Fue confirmado la semana pasada por presidente de la compañía petrolera, Pablo González, y el CEO, Sergio Affronti, al presentar el plan de inversiones de la compañía. En lo que va del 2021, los combustibles ya registraron cuatro alzas.

Affronti aclaró que de la suba del 35% que hubo en los combustibles desde agosto pasado, solo un alza de 14% estuvo explicado por la recomposición de margen de ganancias de las empresas. El 21% restante obedeció al incremento del impuesto a los combustibles y a la suba del precio de biocombustibles, que se utiliza para cortar el petróleo en la refinación.

La última actualización en los precios de las naftas y el gasoil fue de 1,2% en distintos puntos del país a mediados de febrero, mientras que a principios de ese mes la petrolera había aplicado un aumento del 1% en las naftas y 1,9% en el gasoil, como consecuencia de la suba en los valores de los biocombustibles. En tanto, en enero habían subido otras dos veces a raíz de la suba de impuestos internos.

El presidente Alberto Fernández había señalado que analizaba "modificar el sistema de aumento de combustibles para que no haya un goteo permanente que influya todos los meses". Según datos de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República (CECHA), la venta de combustibles volvió a marcar una caída mensual en enero y arrancó el 2021 con una merma de 6,6% frente a diciembre y de 16,2% en la medición interanual.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar