MEGA arranca la construcción del gasoducto

Se espera que la obra que incluye el cruce por debajo de dos brazos del río Neuquén y la ruta 7 se inicie en la primera semana de noviembre. Demandará unos u$s 35 millones de la compañía. Una vez terminado, el ducto permitirá captar hasta 300.000 m3/d de Fortín de Piedra.

Camilo Ciruzzi - Especial

La Compañía Mega iniciará en noviembre la construcción de un ducto de captación de 9,2 kilómetros que unirá la planta separadora con Fortín de Piedra. En diálogo con +e, el Gerente general de la empresa, Alejandro Fernández, explicó que la obra es clave para la compañía y que la inestable coyuntura en el sector no es un freno para los planes de desarrollo.

El directivo explicó que la idea es tener las instalaciones preparadas para cuando “Vaca Muerta ingrese definitivamente a su fase industrial”, aunque aclaró que “cuando eso ocurra se van a necesitar varias Compañias Mega para tratar todo el GLP que se producirá”.

Actualmente, la planta Mega Loma La Lata retiene 5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) de líquidos de gas natural suministrado por YPF (el 75% del gas es provisto por la empresa estatal) y el metano restante regresa a la petrolera controlada por el estado, que, luego, inyecta en el Neuba II, Centro Oeste y Pacífico, operados por TGS, TGN y Gasoducto del Pacífico.

La obra es clave para complementarse con el desarrollo previsto de la cuenca y los planes de expansión de la compañía en Bahía Blanca y un nuevo Poliducto hacia la zona portuaria (ambos proyectos en fase de ingeniería básica).

“Si no hacemos la obra y no encontramos ningún productor que lo haga quedaremos confinados a todo lo que pudiese venir a Mega por los gasoductos de captación de YPF o Pacífico, que no son nuestros y no tienen la capacidad de captar la producción de Fortín de Piedra”, dijo Fernández.

Agregó: “En un escenario de convencionales que declina, estamos esperando que las empresas vallan a la ventana de desarrollo de volátiles que es la crema para nosotros. Por eso tenemos que generar certezas que acompañen el crecimiento futuro de la Cuenca”.

La construcción del nuevo gasoducto de captación implica un “escenario defensivo” que espera acompañar el desarrollo de Vaca Muerta y luego catapultar la expansión de la instalaciones en Bahía Blanca. Mientras tanto se siguen visualizando tres alternativas para Neuquén: incorporar un nuevo tren de separación en la planta actual, un tren en Tratayén o plantas modulares para ir a un servicio a otro lado de la cuenca. En todo caso, independientemente de la urgencia del nuevo caño que entraría en funcionamiento el 1 de agosto de 2020, estos proyectos están atados a la evolución de la industria en la cuenca.

La obra que inicia en noviembre tiene un costo estimado entre 30 y 35 millones de dólares que se pagará con fondos propios de la compañía. Una vez terminado, el ducto permitirá captar hasta 300.000 m3/d de Fortín de piedra a un precio competitivo en el mercado, por debajo de los 5 dólares. Se trata de un contrato en firme por 5 años (prorrogable) que permitirá completar la oferta de gas que inyecta YPF.

El ducto irá soterrado a 5 metros de la superficie e incluye el cruce de dos brazos del río Neuquén y la Ruta provincial 7. En el caso de la ruta se usará una tuneladora y el río será desviado mediante un dique. Además durante el trayecto hay 39 puntos de interferencias (otros caños enterrados).

“Una vez terminado el nuevo ducto tendrá válvulas derivadas para que se conecten todos los que quieran enviarnos el gas. Por lo pronto es el momento de complementarse en Vaca Muerta”, agregó Fernández.

En ese sentido o analizó que el comienzo de la etapa estival es otro desafío que afronta la cuenca por el exceso de oferta que hay. Mega puede captar unos 30 mm3 diarios de los cuales procesa alrededor del 20% y el resto se inyecta a gasoductos. “El año pasado tuvimos problemas porque no teníamos compradores para el metano”, indicó.

Por lo pronto, los caños –que ya están acopiados en provincia de Buenos Aires- fueron comprados a Tenaris (chapa brasileña y ensamblados en Argentina) y la obra, cuya traza fue definida por Mega, será llevada adelante por Techint.

En esta nota

    Comentarios