Massa

Massa afina las cuentas de los dólares en Vaca Muerta

Pondrán sobre la mesa el análisis del flujo de divisas. La clave es brindar acceso al mercado de cambios para importaciones y repago de inversiones, para generar más actividad en Vaca Muerta y aumentar las exportaciones.

Conseguir dólares para ordenar la macroeconomía y empezar, de una vez por todas, a liberarse de la restricción externa que cíclicamente condiciona a la Argentina, es el principal objetivo de Sergio Massa.

El ministro de Economía tiene claro que Vaca Muerta es una de las llaves para lograrlo, aunque está en sus manos generar condiciones para lograr un salto exportador de hidrocarburos que dé un vuelco significativo en la balanza comercial.

Por eso no es casual que si primera gira en el exterior que realizó la semana pasada fuera a los Estados Unidos para aceitar dos cuestiones claves para el futuro del país: el acuerdo por la deuda con el FMI y las inversiones en el sector petrolero.

Massa se reunió en Houston, la meca del shale, con operadoras internacionales como Chevron, Exxon, Total, BP y PAE y les adelantó definiciones que esperaban. Estuvo acompañado por los presidentes de YPF, Pablo González y Enarsa, Agustín Gerez, la secretaria de Energía, Flavia Royon, y el ministro de Energía neuquino, Alejandro Monteiro.

Durante los encuentros se plasmó el compromiso de trabajar en afinar los números y planificar cómo será el flujo de dólares, es decir el saldo entre lo que saldrá del país para repagar inversiones, girar dividendos y hacer frente a las importaciones, y lo que ingresará en concepto de inversiones y generación de divisas por las exportaciones de petróleo y gas de Vaca Muerta.

“Las compañías aseguraron que van reinvertir mucho de lo que se genera, seguirán trayendo dólares a la Argentina, pero hoy hay proyectos con financiamientos de 5 años que tienen que comenzar a repagar, y necesitan acceder a los dólares”, señaló Monteiro en diálogo con +e.

Agregó que Nación, la Provincia y las petroleras trabajarán en “una planificación a algunos años hacia adelante, para demostrar los flujos de divisas”. “Hay que generar una herramienta que sea creíble y que se pueda cumplir. Hay que demostrar que si se da flexibilidad en el acceso a las divisas el balance en el Banco Central será positivo”, explicó.

En ese sentido, un punto de partida planteado por Massa a las empresas es honrar el compromiso incumplido del Estado con Chevron establecido en el Decreto 929 del año 2013, del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que posibilitó el acuerdo entre YPF y la petrolera norteamericana para poner en marcha el primer desarrollo en Vaca Muerta, en el yacimiento Loma Campana.

La norma habilitaba a la compañía a exportar el 20% de la producción sin retenciones y disponer libremente de las divisas generadas, a partir del quinto año. El plazo se cumplió en 2018, pero el gobierno de Mauricio Macri nunca dio luz verde a esos beneficios.

Petronas también es alcanzada por el decreto, por su sociedad con YPF en La Amarga Chica. Resolver ese incumplimiento será clave para que la petrolera estatal de Malasia decida avanzar en la inversión del mega proyecto de producción de GNL que analiza con la compañía argentina.

“Se planteó que las empresas digan cuáles son los flujos de ingreso y de salida de divisas y se pueda generar un régimen para que Chevron y Petronas, que son las dos empresas que están dentro del decreto, puedan empezar a acceder a ese incentivo de manera gradual, pensando que si argentina puede empezar a normalizar la macroeconomía, en la cual el sector energético puede tener un rol importante”, agregó el ministro de Energía de Neuquén.

Nación también debe aplicar el Decreto 277, que se reglamentó hace un mes atrás, y que crea el Régimen de Acceso a Divisas para la Producción Incremental.

Además, Massa se reunió con directivos de las principales compañías de servicios especiales, que en Argentina está nucleadas en la CEOPE, y que son las mayores demandantes de importaciones para Vaca Muerta. Se acordó con el presidente Tomás Hess la conformación de una mesa de coordinación para afinar las cuentas.

“Las empresas de servicios especiales deberán demostrar que las operadoras demandan determinada cantidad de equipos y actividad, y qué equipamientos, insumos y repuestos se necesitarán. Eso genera un requerimiento de divisas, pero si no se hace, no se va a poder alcanzar ese nivel de actividad y no se van a dar las exportaciones planificadas por las exportadoras”, indicó Monteiro.

Otro de los anuncios clave de Massa en Houston fue que en octubre enviará un proyecto de ley al Congreso Nacional para reformar la Ley Corta de Hidrocarburos y blindar los grandes proyectos exportadores de GNL.

El ministro de Energía de Neuquén señaló que se creará un régimen dentro de la Ley de Hidrocarburos que “apunte a garantizar exportaciones ininterrumpibles, porque hoy por ley la prioridad es el abastecimiento del mercado interno. Para el LNG es fundamental generar permisos ininterrumplibles de exportación a largo plazo que permitan apalancar inversiones. Para el oleoducto Otasa a Chile también va a ser muy importante”.

“Por el potencial de Vaca Muerta, si se logra escala, el mercado interno va a terminar siendo algo más respecto del volumen de exportación”, agregó.

Como conclusión de la gira por Houston, Monteiro consideró “importante que Massa se reuniera con las compañías, que esté en contacto con la gente que está en la línea de toma de decisiones de las empresas que tiene inversiones en la Argentina. Que escuchen su idea de política para el sector energético, y de los hidrocarburos en particular, y que las compañías pudieran decir cara a cara lo que dicen todo el tiempo, que quieren invertir pero se les hace muy difícil conseguir el capital que hace falta si no pueden tener acceso a divisas, no pueden exportar o no tienen previsibilidad de que se mantengan las reglas de juego que tienen hoy”.

“Nadie planteó baja de retenciones o impuestos, sino que no se cambie nada para peor de lo que tenemos hoy, y que para traer más financiamiento a la Argentina se necesita honrar los compromisos, que puede ser con una casa matriz o con un organismo de crédito, y tener la tranquilidad de que si se van a necesitar equipos o insumos se van a poder importar y tener los dólares para hacerlo”, resumió el funcionario neuquino.

En esta nota

Comentarios