litio

Litio: acuerdo entre el NOA y Nación

El gobierno acuerda con Catamarca, Salta y Jujuy y consigue respaldo para el proyecto de electromovilidad que anunciу Alberto Fernбndez en la apertura de sesiones.

Desde el anuncio que hizo Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias sobre la propuesta de una ley de electromovilidad, el sector del litio escaló como uno de los primeros temas en la agenda del Ministerio de Desarrollo Productivo. Es que el litio es el elemento perfecto para fabricar baterías de autos eléctricos, un mercado en ascenso a nivel global, y la Argentina es la tercera reserva del mundo.

Según el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, la producción actual de carbonato de litio en el mundo es de 454.000 toneladas -el país exportó 32.000 tn en 2020-, y para 2030, se estima que la demanda se incrementará hasta alcanzar los 1,8 millones de tn. “La Argentina podría dar respuesta a un 17% de esa demanda futura”, afirmó el funcionario en un seminario virtual organizado por el Banco Iberoamericano de Desarrollo, el Wilson Center y la Embajada Argentina en Estados Unidos.

Toda esta gran expectativa se plasmó esta semana con una reunión entre el gobierno nacional y los mandatarios de las tres provincias del Noroeste que producen litio o tienen ese potencial. Del encuentro surgió la conformación de la Mesa Nacional del Litio y en ese marco se definieron cinco puntos que, según indicaron, “marcarán una hoja de ruta” para concretar el anhelo de la industrialización -que en rigor apunta a que las compañías que producen y exploran litio también fabriquen las baterías-.

“El objetivo de esta mesa es seguir desarrollando la industrialización del litio y, en ese sentido, estamos recibiendo todos los días propuestas muy buenas. Vemos interés genuino y real en el desarrollo de toda la cadena”, aseguró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien encabezó el cónclave junto con los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; Catamarca, Raúl Jalil; y Salta, Gustavo Sáenz.

No obstante, desde el sector privado advierten que para empezar a hablar de un proceso de industrialización del litio, primero hace falta generar las condiciones básicas para que se pueda desarrollar. “Lo que necesita para su desarrollo el litio es lo que necesita para su desarrollo cualquier otro proyecto minero en la Argentina, que son las condiciones económicas y legales adecuadas para poder realizar un desembolso y un repago de una inversión de esa naturaleza. Todavía no lo veo a ese escenario, pero estamos trabajando para lograrlo”, apuntó a +e el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, Alberto Carlocchia, en el marco de un café virtual que organizó la entidad con periodistas.

Para el directivo de la CAEM, hablar de industrialización del litio requiere de una estrategia y de soluciones que hoy, a su entender, no son consideradas por las autoridades.

“Estamos dispuestos a debatir, a presentar fundamentos”, enfatizó Carlocchia.

“En primer lugar, crear una estructura tal para la fabricación de baterías de litio para la electromovilidad en la Argentina requiere importar tecnología, analizar si podemos llegar a producir o no los otros componentes que también necesita la batería, entre otras cuestiones, y una vez resuelto todo eso, hay que ver el tema de la logística y cómo vamos a poner ese producto a un precio razonable en el mercado que lo va a usar. Esto tiene varias aristas y estamos para aportar en el proceso de entenderlas”, definió.

En esta nota

Comentarios