licencia social

Cómo construir licencia social en Argentina

La importancia de elaborar vínculos para que la minería tenga luz verde en las provincias. El rol de las comunidades, las empresas y los gobiernos.

La licencia social es uno de los desafíos que tiene la minería por delante. La actividad es reconocida en diferentes puntos del país, pero hay lugares donde es rechazada. En este sentido, es primordial brindar información clara y precisa para construir un diálogo fluido con las comunidades.

El panel “La minería y la sociedad” de la segunda jornada de la Arminera abordó este tema de la mano de Claudia Maita, asesora ambiental del Proyecto Rincón (Río Tinto) de Salta; Luis Vacazur, presidente de la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros y Turísticos de la Puna; Marcos Salva, ex-Cacique de la Comunidad indígena de Antofalla; y Tomás Karagozian, CEO de TN&Platex.

Vacazur brindó su experiencia con las comunidades de la Puna. “Yo soy Coya y crecí con las comunidades. Recuerdo que el cacique me decía que había que cuidar el agua y decirle ‘no a la mina’. Yo seguí con ese pensamiento hasta que conocí bien la minería. Decidimos ocuparnos de ella”, subrayó.

“Hay mucha falta de información y de comunicación. Hay muchos lugares donde no hay internet, no hay hospitales, no hay escuelas. Hay lugares donde no se puede crecer, pero esto se dio vuelta con la minería”, agregó.

En este sentido, el presidente de la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros y Turísticos de la Puna ponderó la decisión de incentivar el desarrollo de los proveedores locales. “Nosotros queríamos que las mineras nos contraten y hoy podemos trabajar. Estamos trabajando con el litio. Nos trajo prosperidad y aprendizaje. La minería nos permite ser parte del desarrollo y ser un proveedor más”, aseveró.

“Ya no existe eso de ‘vienen por todo y no dejan nada’. La minería es un gran generador de divisas y un gran centro de enseñanza para todos nosotros. Si bien es cierto que hay personas que no están contentas con la minería, hay que aclarar que es porque todavía no son parte”, agregó.

Para Vacazur es importante ir hacía el sueño de que los proyectos se hagan realidad. “Hay que buscarla. Estamos trabajando fuertemente con ese compromiso. Mi mamá era productora minera. Nosotros militamos la minería y por eso debemos pensar en cómo le vamos a brindar seguridad jurídica a los inversores”, afirmó.

“Hoy somos parte de este crecimiento e invitamos a los inversores a que vengan a discutir con nosotros la manera de generar riqueza y puestos de trabajo en la Puna”, añadió.

La otra mirada

Salva compartió la mirada del presidente de la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros y Turísticos de la Puna y destacó que hay que trabajar en conjunto. “Si queremos una minería sustentable debemos trabajar todos en conjunto”, subrayó el ex-Cacique de la Comunidad indígena de Antofalla.

Asimismo, ponderó la manera en que las empresas se relacionan con la comunidad. “Cuando llega una empresa a la zona lo hace con responsabilidad social y después van los geólogos. Antes iba el geólogo y hacía un trabajo de fuerza. Ese es un gran cambio que ha habido en los últimos años”, destacó y valoró que la minería ayude a mantener la cultura de los pueblos. “Eso se logra gracias al buen diálogo”, aseveró.

Por su parte, el CEO de TN&Platex instó a dar los debates necesarios para que el desarrollo de la minería no se vea interrumpido. “La Argentina no tiene que discutir si hay minería o no. El debate tiene que ser en cómo mejorarla”, consideró.

“Yo me enamore mucho del desarrollo que ha tenido la Argentina. Yo soy muy optimista y creo que la minería tendrá un rol fundamental en el futuro. Tenemos que ser parte de la cadena de valor. Esto de generar clúster ayuda mucho, pero hay que empezar a levantar la cabeza para poder ser parte de la cadena de valor”, afirmó.

“El norte tiene un futuro importante. Somos militantes industriales y entendemos que el debate es importante. Hay que hablar, debatir y concientizar sobre minería. Hay que ayudar a derribar preconceptos que solo atentan contra la actividad. No se puede querer lo que no se conoce”, subrayó Karagozian.

En esta nota

Comentarios