Ley

Soberanía provincial, el telón de fondo de la ley petrolera

La discusión entre Neuquén y Nación por la letra chica del nuevo régimen de inversiones tiene a la autonomía provincial como un trasfondo clave.

Una comisión para evaluar aquellos proyectos que requieran un tratamiento especial para su desarrollo provocó cortocircuitos entre la provincia de Neuquén y el gobierno nacional. El gobernador Omar Gutiérrez cuestionó que las provincias productoras no participen en esa mesa que pretende crearse a través del nuevo régimen de inversiones hidrocarburíferas, en tanto que el secretario de Energía, Darío Martínez, delegó la discusión al Congreso luego de que el presidente Alberto Fernández hiciera público el proyecto de ley.

La autonomía de las provincias en la gestión de sus recursos naturales es el telón de fondo de esta discusión. De acuerdo con los detalles de la ley que comentó el equipo de Energía a medios de todo el país, incluido +e, el cuerpo del proyecto de ley contiene un régimen general para toda la industria hidrocarburífera y otro para los proyectos especiales, en donde un consejo interministerial determinará cuáles serán las iniciativas que presenten las compañías que tendrán un trato diferencial, particularmente con los impuestos.

En esa mesa estarían sentados representantes de los ministerios del Interior, de Desarrollo Productivo, de Economía y de la Secretaría de Energía. Estarán a cargo de darles el visto bueno a los proyectos de las empresas, en base a diversos requisitos que plantea la norma, para acceder a beneficios impositivos como devolución del IVA, amortización acelerada de impuesto a las ganancias y reducción de derechos de importación para los bienes que no se produzcan en el país.

“Hay un capítulo para proyectos especiales, que tienen que venir acompañados con el visto de las provincias. La provincia que va a opinar es aquella donde se hace el proyecto, además de que sigue siendo la que da el permiso de área, la que brinda la concesión y la que hace el control de impacto ambiental”, afirmó Darío Martínez en declaraciones en Comodoro Rivadavia, donde firmó acuerdos con los municipios chubutenses. “Nuestra forma de trabajar fue de permanente consulta con todos los actores”, añadió.

Pese a ese planteo, en el gobierno neuquino y entre las autoridades de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) quedan dudas sobre los límites que podría tener este tipo de instancias de evaluación.

Es que otro de los asuntos que molestó a Neuquén es la posibilidad de fusionar áreas convencionales que estén al borde de su vencimiento, creando así un “nuevo bloque” por 25 años, que necesita la aprobación de la provincia, que aparentemente dentro del régimen de Nación no tendría obligación de pagar el bono de prórroga ni la actualización de las regalías hidrocarburíferas.

Petroleros Tomando Datos.jpg

“Neuquén no es una colonia. Que nadie venga a sacar agua de este molino de la provincia para llevarlo afuera”. Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén.

“El proyecto es para una ley de promoción de las inversiones, no es una nueva ley de hidrocarburos”. Darío Martínez, secretario de Energía de la Nación.

Consensos políticos

La promoción de las inversiones en la industria del petróleo y el gas es uno de los desafíos más grandes que tiene la Argentina, en un contexto donde las acciones por la transición energética son cada vez mayores y el país tiene necesidades de energía abundante y barata, y que pueden satisfacer tanto el shale de Vaca Muertacomo las otras cuencas productivas.

En el pasado hubo instancias similares donde el gobierno nacional tenía un rol importante en el control y orientación de las inversiones. Pasó en tiempos de Cristina Fernández de Kirchner con la Comisión para el Plan de Inversiones Hidrocarburíferas después de la sanción de la Ley de Soberanía y la nacionalización de YPF; y luego con la presidencia de Mauricio Macri hubo una doble mesa a través del programa de estímulos al shale gas de la Resolución 46.

Los consensos políticos, como se identifica en años previos, tienen un enorme protagonismo en un país federal y que cedió la administración de los recursos naturales a las provincias en la constitución y reglamentado con la Ley Corta del año 2007.

trabajadores-petroleros-generica.jpg

> Postura del gremio petrolero

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, respaldó la Ley de Promoción a las Inversiones Hidrocarburíferas. “Por primera vez vemos que se plantea un proyecto, que aún debe ser tratado en el Congreso de la Nación, que propone alcances mucho más largos que los ciclos de la política”, manifestó.

“Los trabajadores conocemos el proyecto y sabemos que es fundamental que se logre consenso para desarrollar Vaca Muerta, recuperar los yacimientos maduros y reforzar el entramado de pymes locales, porque eso implica más fuentes de trabajo y que se garantice el acceso a la energía en cantidad y calidad”, señaló.

”Desde la organización sindical entendemos la importancia de avanzar en la transición energética y productiva de una forma ambientalmente sustentable”, indicó. “Se fijan reglas claras y se trabaja para el desarrollo de las economías regionales en su entramado empresario”, añadió.

En esta nota

Comentarios