Ley

"En una ley petrolera, hay que preguntarles a los gobernadores"

El ex gobernador Jorge Sapag cuestiona el hermetismo de Nación y la falta de consulta a las provincias por la ley de promoción. "Hicieron un proyecto a puertas cerradas", dijo.

- ¿Cómo evalúa el contexto que atraviesa la actividad petrolera?

Tenemos la pandemia, que es la peor tragedia de la humanidad de los últimos 100 años, que hay que aceptarla y combatirla como tal. Y si generamos hechos que le agreguen complejidad a la pandemia, más difícil va a ser aún. Por ejemplo, los piquetes durante 22 días que, más allá de los reclamos, fueron dañinos a la inversión y a la producción. Además, la macroeconomía, la inflación y la emisión son complicaciones a la hora de cerrar las ecuaciones económicas y las inversiones. El panorama es complejo, sumado al problema estructural de la pobreza en la Argentina, pero es lo que toca y hay que buscar soluciones. Tenemos ventajas, que están en el subsuelo, y desventajas que están arriba del suelo.

– Es muy diferente el escenario petrolero actual con el de su gobierno.

Ahora hay un escenario de abundancia. Teníamos un horizonte de reservas de petróleo y gas de 5 años, y ahora tenemos reservas comprobadas por 25 años y la geología tiene recursos por un horizonte para 200 años. Se va a terminar antes el consumo de combustibles de gas y petróleo en el mundo que nuestros recursos. Esto cambia los paradigmas y es lo que no toman nota quienes ideologizan las medidas económicas.

“Cuando legislan sobre los recursos provinciales nos preocupa, porque en general se han equivocado”. Jorge Sapag, ex gobernador de Neuquén.

- ¿Qué opina de la ley de promoción a las inversiones petroleras que enviará Nación al Congreso?

La Patagonia, que produce el 100% del gas y el 90% del petróleo de la Argentina, siempre es un convidado de piedra a la hora de las decisiones. Cuando se trata una ley de promoción de inversiones, a los primeros que hay que sentar a preguntarles es a los gobernadores patagónicos. ¿Qué es lo que quieren legislar? Hay que tener mucho cuidado con legislar sobre cuestiones que se pueden resolver por vía reglamentaria. Yo entiendo que haya preocupación por incentivar las inversiones, y me parece muy bien, pero a este proyecto lo trataron a puertas cerradas. Creo que el que gana las elecciones tiene que gobernar, pero cuando se trata de una ley y no se tienen las mayorías en el Congreso, hay que ver qué opinan los demás. En este caso no sabemos de qué se trata. Por ahí la ley es buenísima, pero fallan de entrada cuando no hay una consulta previa. Van a resolver sobre el gas y el petróleo sin preguntarles qué opinan a las provincias dueñas de los recursos, que alguna experiencia tienen. Neuquén tiene 41 concesiones no convencionales con un compromiso de inversión del orden de los 200 mil millones de dólares. No necesitamos salir al mundo a buscar otros 200 mil millones de dólares, los inversores están.

- ¿Podrá avanzar en el Congreso sin participación de los gobernadores petroleros?

Ojalá que sea una buena redacción. Darío Martínez conoce el texto, no he hablado con él, pero conoce la provincia de Neuquén, así que espero que él haya puesto en la ley todo su conocimiento. Espero que antes de mandarla al Congreso consulten a los gobernadores de la Ofephi, por lo menos, que son los titulares del recurso. Cuando legislan sobre los recursos provinciales desde una actitud centralista, nos preocupa porque en general se han equivocado.

- ¿Cómo se puede conciliar la exportación con el mercado interno?

Hay esquemas ideológicos que dicen que el petróleo y el gas hay que consumirlos en el país y que no se pueden exportar, un sector dentro del gobierno nacional que piensa de esa manera. Nosotros pensamos que hay que producir lo que el país necesita y tener saldos exportables porque es la manera de generar divisas. Si podemos producir saldos exportables, por qué dejarlos en el subsuelo. Tenemos una oportunidad que es el consumo de carbón en el mundo, que es un gran contaminante. El petróleo y el gas lo van a desplazar. Tenemos una ventana de 20 a 30 años en el petróleo y de 30 a 40 años en el gas, y hay que aprovecharla. El secreto es encontrar la ecuación del precio justo y razonable -como dice un fallo de la Corte- en el surtidor para el petróleo y en las tarifas para el gas. No se puede premiar el consumo de gas con subsidios y tarifas bajas cuando hay poder adquisitivo para pagarlo. Entiendo que se subsidie a los sectores de bajos recursos, pero resulta que las familias que más lo necesitan consumen garrafas. Hay que ser muy inteligentes para diagramar una estrategia tarifaria y de precios en surtidor. Pero lo que equilibra la ecuación de precios es tener un cupo de saldos exportables. El problema se soluciona con mayor generación de riquezas.

pozo vaca muerta

> Gobierno, tarifas y piquetes

  • Gobernar en pandemia. “Ser gobernador o presidente de la Nación en esta situación es muy delicado. Son pilotos de tormenta que hay que apuntalar, darles todo el apoyo”.
  • Extensión de subsidios a la zona fría. “Se van a quedar sin fondos. No van a poder pagar esos subsidios. Si fomentan un mayor consumo de gas, sin tope, van a tener que traer más barcos del exterior. No están cuidando las finanzas”.
  • Riqueza y recursos. “Con ese cuento de que Neuquén es una provincia rica, en la década del 80 a las provincias patagónicas nos dieron el coeficiente de coparticipación más bajo de la república, el 1,65%”.
  • Cortes de ruta en Vaca Muerta. “Hubo una gran especulación de participantes en los piquetes que no tenían nada que ver con los reclamos. Hubo sectores que jugaron a generar un desgaste al gobierno del MPN”.

En esta nota

Comentarios