inversiones

Vaca Muerta: las inversiones serán las más bajas en 5 años

El coronavirus y la situación económica imponen una barrera a la llegada de inversiones en el shale de Neuquén. Serán similares a las del 2016.

El gobierno provincial espera que en el 2020 se registren las inversiones más bajas en Vaca Muerta en los últimos cinco años.

De acuerdo a la información oficial que tiene en sus manos el ministerio de Energía de Neuquén este año terminarían ingresando en la provincia unos 3.380 millones de dólares.

La cifra representa una caía del 23,3% respecto del 2019, cuando las inversiones de todo el sector petrolero en Neuquén llegaron a 4.414 millones de dólares.

Los datos se despareden de la presentación que hizo el ministro de Energía Alejandro Monteiro este lunes convocado por AmCham, la cámara de comercio de Estados Unidos en Argentina, y son parte de las declaraciones que hacen las empresas ante el gobierno nacional y el provincial respecto de sus metas de inversión.

La cifra incluso podría llegar ser menor: estas declaraciones realizadas por las grandes operadoras con áreas en Neuquén fueron realizadas en febrero pasado, en la previa de la pandemia del coronavirus en el país, todavía sin una proyección clara de cómo impactaría la cuarentena en el consumo interno de petróleo.

La suma de inversión para el 2020 implica una caída que asimilan este casillero al dinero que ingresó a la provincia en el 2014.

De acuerdo a las estimaciones oficiales (ver gráfico aparte), habrá cuanto menos unos 2.000 millones de dólares menos que ingresen a las áreas shale respecto de la suma que inicialmente se esperaba cuando el panorama económico y del sector era otro. Neuquén había proyectado ingresos por encima de los 6.000 millones de dólares hasta el 2023 en cada uno de los años de ese período.

Sin embargo debió corregir esa proyección a partir de la posición de las petroleras ante la incertidumbre política y económica que observaban en el país a principios de año.

inversiones-upstream-VM-(1).jpg

También el contexto mundial signado por la pandemia, en el que también tiene incidencia la situación global, se termina traduciendo en uno de los peores registros de inversión desde que Vaca Muerta empezó a crecer en su nivel de producción de crudo y gas.

Los datos oficiales incluyen las inversiones destinadas a upstream (exploración y producción) y a las obras que se ejecutarán para sostener la producción en las áreas petroleras y gasíferas.

La cifra se inscribe en un contexto de caída de todo el sector en el país. Según el gobierno nacional este año se registrará la baja de inversiones más profunda en los últimos ocho años. Al mismo tiempo, buena parte de las petroleras con un pie en Vaca Muerta también desaceleró sus inversiones en el resto del mundo.

En Argentina el consumo de combustibles viene siendo el principal vector para graficar una demanda de crudo a la baja.

Por caso, YPF, la principal comercializadora de combustibles del país, mantiene una caída del 35% en el consumo de sus naftas respecto de lo que comercializaba a principios de año. Llego a ser del 80% respecto a sus ventas habituales apenas se impuso la cuarentena del coronavirus para evitar más contagios en todo el país.

Ese escenario viene repercutiendo en el nivel de producción de crudo. Todo el país en su conjunto llegó a bajar a los 410 mil barriles diarios de producción de petróleo, cuando en un contexto normal Argentina produce unos 100.000 barriles más por día.

Al mismo tiempo, todos los procesos de inversión en el segmento petrolero quedaron con el freno puesto en agosto del 2019. En ese momento se estableció un precio interno del crudo desacoplado del valir internacional (en un contexto de precios más altos) para evitar el traslado de ese valor a productos de la canasta básica a través de incrementos en las naftas.

También la crisis macroeconómica producto de la deuda fue otro aviso por el cual las petroleras bajaron el ritmo de las inversiones a Neuquén, que también lo padece con una mayor caída de la recaudación por la afectación de la actividad petrolera.

En esta nota

Comentarios