informe

En el shale se triplicó la cantidad de residuos

Son datos de un informe provincial sobre los restos del fracking. En 2016 se generaron 49.797 m³ de recortes de perforaciones , contra 167.428 m³ de 2018. Se da con una la suba en el nivel de actividad.

Por Adriano Calalesina

La generación de residuos provenientes de los yacimientos aumentó un 53% en el último año, de acuerdo con la información brindada a +e por la subsecretaría de Ambiente de la Provincia de Neuquén.

Según un informe de ese sector, durante el 2018 se generaron 167.428 m³ de recortes de perforación (Y14) a base de aceite, que representan la mayoría de la basura que se extrae por el fracking en los pozos.

La cifra va en franca escalada ya que desde 2016 se incrementó un 236% la generación de este tipo de residuos especiales, que van a parar a las grandes tratadoras de la provincia, como Treater SA, Comarsa o Indarsa, entre las plantas fijas con más volúmenes de tratamiento.

Si bien todas las operadoras generan residuos especiales y peligrosos, el que requiere un tratamiento especial es el suelo contaminado con hidrocarburos que se extraen durante la perforación de los pozos.

En 2016 las empresas generaron 49.797 m³ de recortes y en 2017 reportaron 109.350 m³, es decir que en un año casi se duplicó la basura que sale de los yacimientos.

La suba de la generación de residuos es un tema que ha estado en agenda y ha preocupado tanto a las autoridades gubernamentales como a las operadoras. Es que la escalada tiene una relación directa con el nivel de aceleración de la actividad en la Cuenca Neuquina, por el boom del shale en las áreas de Vaca Muerta.

p07-por-la-escalera-shale.jpg

En la provincia hay tres grandes empresas tratadoras de la basura petrolera: Comarsa, Indarsa y Treater Neuquén. Las compañías venían recibiendo ingresos de residuos de las principales operadoras para su tratamiento, pero un cambio de normativa provincial las obligó a hacer modificaciones. Se trata del decreto 2635/15, reglamentario de la Ley de Medioambiente, que pone más exigencias a este tipo de compañías.

Una de ellas es que las plantas de tratamiento no pueden instalarse a menos de 8 kilómetros de los centros urbanos, y la polémica se desató en Añelo y en el Parque Industrial de Neuquén (PIN) capital. La discusión en su momento fue que la mayoría de las instalaciones se construyeron previo a la norma.

Los recortes de perforación son los que más en la mira están por Ambiente de la provincia. De hecho, en el PIN, Comarsa enviará unos 200.000 m³ de residuos a un relleno de seguridad en Añelo, debido a la imposibilidad de un tratamiento por biorremediación. Las muestras de los residuos tienen un alto porcentaje de hidrocarburos y no permitían un tratamiento de manera más natural.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar