Importaciones

Europa va por por las reservas mundiales de carbón

Los compradores europeos están aumentando los envíos de carbón de todo el mundo en un contexto de propuesta de prohibición de las importaciones rusas por parte de la Unión Europea.

Por Jonathan Saul

LONDRES (Reuters) - Los compradores europeos están aumentando los envíos de carbón de todo el mundo en un contexto de propuesta de prohibición de las importaciones rusas por parte de la Unión Europea y de lucha por aliviar la escasez de suministros de gas, según datos y fuentes marítimas.

La Comisión Europea propuso el martes nuevas sanciones contra Moscú por su invasión de Ucrania, incluida la prohibición de comprar carbón ruso y de que los barcos rusos entren en los puertos de la UE.

Las nuevas restricciones llegan en un momento de incertidumbre sobre las futuras entregas de gas de Rusia a la UE a finales de este mes, tras la exigencia del Kremlin de que los compradores empiecen a pagar al gigante gasístico ruso Gazprom en rublos.

En marzo, los países europeos importaron un total de 7,1 millones de toneladas de carbón térmico, que se utiliza en la generación de energía y calefacción, lo que supone un aumento interanual del 40,5% y el nivel más alto desde marzo de 2019, según el análisis del agente naviero Braemar ACM, que se basa en datos de seguimiento de buques.

"A pesar de que los envíos de carbón ruso a Europa en marzo todavía continúan en los niveles anteriores a la guerra, la alteración esperada en los flujos de carbón hacia Europa ha comenzado a mostrarse", dijo el analista de graneles secos de Braemar, Mark Nugent.

"Los envíos desde Colombia y Estados Unidos han sido abundantes en respuesta al conflicto, con proveedores atlánticos que proporcionan la alternativa más rentable para los usuarios finales europeos".

La UE depende de Rusia para alrededor del 45% de sus importaciones de carbón, el 45% de sus importaciones de gas y alrededor del 25% de sus importaciones de petróleo, según el sitio web de la Comisión Europea.

Los datos de Braemar mostraron que en marzo se importaron en la UE 3,5 millones de toneladas de carbón térmico ruso, el mayor total mensual desde octubre de 2020.

Sobre una base semanal, del 28 de marzo al 1 de abril se registraron los niveles más altos de importaciones de carbón térmico ruso desde que comenzó la invasión del 24 de febrero, con 887.000 toneladas de carbón térmico ruso importado en la UE, según Braemar.

El grupo de importadores de carbón alemán VDKi afirmó el miércoles que el país debería ser capaz de encontrar alternativas a las importaciones de hulla rusa para la temporada invernal de máxima demanda, pero habrá problemas técnicos y un aumento de los costes.

Las importaciones de carbón térmico procedentes de Colombia ascendieron a 1,3 millones de toneladas en marzo, con un aumento interanual del 47,3%, según datos de Braemar.

Las importaciones desde Estados Unidos en marzo sumaron 809.000 toneladas, aumentando un 30,3% interanual y alcanzando su nivel más alto desde octubre de 2019.

Las importaciones de Sudáfrica también se recuperaron con 287.000 toneladas que llegaron en marzo frente a una ausencia de envíos en marzo del año pasado.

Australia también ha encontrado un renovado interés de compra por parte de Europa, con importaciones de carbón térmico por un total de 537.000 toneladas en el primer trimestre de este año, frente a ningún envío en el mismo período de 2021, dijo Braemar.

Sin embargo, Indonesia y Australia, que se encuentran entre los principales exportadores de carbón del mundo, han alcanzado sus límites de producción y es poco probable que satisfagan la demanda europea de suministros adicionales si la Unión Europea prohíbe las importaciones de carbón ruso, según ejecutivos de la minería.

"Hay una mayor preocupación por los riesgos del comercio de carbón ruso (debido a las sanciones más amplias), por lo que ya está teniendo un impacto en los envíos", dijo una fuente de transporte familiarizada con el comercio.

Aunque sigue siendo más caro quemar gas para producir energía que carbón, el precio del térmico —que se destina a la calefacción y a la generación de electricidad— ha alcanzado máximos históricos este año.

Alex-Stuart Grumbar, analista de graneles secos de la consultora de transporte marítimo MSI, dijo que la necesidad de Europa de importar más carbón de fuentes más lejanas sería positiva para los segmentos de transporte marítimo de mayor tamaño (conocidos como "panamax" y "capesize") en las rutas comerciales de carbón de larga distancia.

"La alteración inicial de los patrones comerciales será positiva para los mercados de graneles secos, aunque, en última instancia, esto hará subir los precios del carbón a nivel mundial, incentivando a China e India a producir más carbón a nivel nacional", dijo Grunbar.

En esta nota

Comentarios