gobierno

Los desafíos de Martínez y el horizonte del 2023

El neuquino se integra al gobierno nacional con la necesidad de dar impulso a un sector clave que pasa a Economía y posicionarse como alternativa en la Provincia.

Darío Martínez se mete en el centro de la escena política y económica. Su paso a la Secretaría de Energía, a priori, tiene un objetivo central en el corto plazo: articular las políticas que se fije el país, ahora sí, para generar condiciones para un sector que como casi ninguno hoy podría incrementar su ritmo de inversiones.

Al mismo tiempo, parece haber una amplia coincidencia tanto en el Frente de Todos de Buenos Aires como en el de Neuquén, da los primeros pasos para construir una candidatura a la gobernación en el 2023, ese horizonte que hoy queda a años luz pero para el que las fuerzas políticas ya hacen sus primeros movimientos.

Antes de reunirse con el presidente Alberto Fernández, esta semana Martínez mantuvo su primera reunión con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Hay una buena señal que podría desprenderse del traspaso de órbita de Energía, una estructura que estaba en el ministerio de Energía a cargo de Matías Kulfas. Y esa buena señal podría ser una lectura del escenario: uno en el que el país necesita incentivar la llegada de dólares pero también tener un plan sustentable para no poner en crisis cíclicamente el contexto económico que permite las condiciones de largo plazo para el desarrollo de un bastión productivo como el energético, que llegó a atraer inversiones por 5000 millones de dólares solo en Vaca Muerta.

La salida de Sergio Lanziani del cargo no es una medida con la que debería contraponerse la gestión de Martínez. El ex secretario tuvo uno de los más deslucidos desempeños que se recuerden de funcionario alguno del área.

El neuquino, al que algunos consignan como un incondicional del presidente Alberto Fernández pero que en Buenos Aires otros inscriben bajo el ala kirchnerista del gobierno, siguió diciendo en buena medida lo que plantea hace meses. Esta vez, acelerando un poco más. A su tópico de la necesidad de garantizar empleos y valor agregado con los recursos que se producen en Vaca Muerta, le sumó una variante que claramente se desprende del preacuerdo con los acreedores que podría comenzar a encaminar la macroeconomía: la necesidad de generar saldos exportables, una posibilidad que quedó confirmada claramente durante el actual derrumbe de la demanda interna de crudo, momento en el que Vaca Muerta exportó millones de barriles al exterior.

Tan solo en julio Neuquén exportó el 40% de su producción total de petróleo.

Martínez, que lleva dos gestiones al frente de la comisión de Energía en Diputados, tiene buen diálogo con sectores del MPN, como el que encabeza el ex gobernador Jorge Sapag, quien salió a felicitar públicamente al legislador por su designación en un área central para la economía neuquina.

Lo cierto es que el nuevo secretario también se instala en la línea de largada de posibles candidatos al 2023, algo que sectores del gobierno nacional también reconocen por lo bajo como parte del combo de designación en el cargo. Sectores del oficialismo neuquino plantean que la jugada podría ir en ese sentido. Si bien también afirman que le correrán las generales de la ley. Eso de que ahora dentro de la gestión de gobierno nacional dio un salto de magnitud, en el que también deberá saber surfear la ola de los avatares económicos, políticos y sociales que afronte la gestión Fernández.

Parte del escenario de la nueva gestión

  • Plan Gas 4. El gobierno nacional sigue manteniendo encuentros con las productoras. La secretaría podría llegar a sellar este acuerdo, que Nación espera tener en marcha en septiembre. Se busca garantizar la producción de los próximos cuatro años y evitar más importaciones.
  • Las tarifas. El frente tarifario y la búsqueda de consensos a la salida de la crisis será otro de los temas centrales con incidencia en la gestión. Más claramente hoy, toda vez que Guzmán estará al frente de la estructura a la que quedara integrada la secretaría.
  • Ley para el sector e inversiones. Los dos tópicos van de la mano. Martínez deberá ser parte de una estructura que busque recuperar los niveles de inversión en el sector petrolero. Hoy la cuarentena es un escollo, pero buscará generar condiciones.

En esta nota

Comentarios