Gasoil

Denuncian una gran distorsión de precios del gasoil: se cobra hasta $250 pesos el litro

Un relevamiento de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas indica que los precios del gasoil superan los 250 pesos el litro en varias provincias. En el Norte es más caro.

En medio de un complejo escenario social por protestas de transportistas que proliferaron en todo el país en las últimas semanas por la escasez de combustible y la presión por la recomposición de tarifas del sector, se pone en debate la gran distorsión de precios que presenta el gasoil en las diversas regiones.

Un relevamiento realizado por técnicos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) indica que, además de los cupos para cargar y los crecientes tiempos de espera, hay una gran "discrecionalidad en la fijación del precio y una marcada divergencia según la zona geográfica en la que se encuentren".

Mediante una consulta enviada a las 44 cámaras de transporte que nuclea FADEEAC se pidió a los asociados que informaran el precio abonado por litro de gasoil ultra o similar (conocido como gasoil grado 2, tipo de combustible que usa más del 80% de las empresas).

Del relevamiento surge que, mientras en seis distritos del país el precio por litro superó los 250 pesos (Formosa, Tucumán, Santiago del Estero, Santa Fe, Corrientes y Córdoba), en dos provincias (Chubut y Santa Cruz), el máximo registrado fue de $140; y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, $150.

En el caso de Neuquén, los precios relevados van desde los 140 hasta los 180 pesos.

Semana-8-valor-combustible-729x1024.jpeg

Los transportistas indicaron que uno de los factores que influye en la diferencia de costos tiene relación con el complejo entramado impositivo de la Argentina. "La potestad de los tres niveles de gobierno (nacional, provincial y municipal) para aplicar impuestos diversos sobre el combustible es uno de los factores que alimenta las diferencias estructurales en el costo final del litro de combustible", señaló FADEEAC.

“Las consecuencias derivadas de la falta de respuestas oficiales y la ausencia de políticas es el peor de los mundos, ya que producen desabastecimiento y cupos en la carga de combustible -de 50 litros o menos en algunos casos-, junto con precios muy elevados y divergentes entre provincias y localidades. La improductividad y los trastornos que provoca esta situación son más que evidentes. Insistimos con que el diálogo es la vía para encontrar soluciones, pero para eso necesitamos interlocutores. Reiteramos al Gobierno nuestra voluntad para encontrar una salida, así como el pedido para que nos convoquen”, dijo Roberto Guarnieri, presidente de FADEEAC.

Los especialistas en Energía que integran el Departamento Técnico e Infraestructura Vial de FADEEAC explicaron que “la Argentina presenta grandes disociaciones en la infraestructura de almacenaje y transporte de combustible, lo que define un Norte más caro en precios, y un Sur que recibe subsidios para lograr su competitividad. En un país extenso la divergencia de precios de los combustibles es parte del problema original”.

Los expertos agregaron que “el actual contexto de desabastecimiento de gasoil surge de políticas energéticas con graves problemas de diseño en su origen” y advirtieron que “la situación es de una anarquía tan extrema, que aun cuando los precios convergieran a valores infinitos, el suministro no se normalizaría sin una coordinación pautada y elaborada en mesas de trabajo que agrupen a petroleros, transportistas y autoridades del Gobierno”.

En esta nota

Comentarios