El deseo de extender el Gasoducto Néstor Kirchner a Brasil

Alberto Fernández dejó en claro la intención de extender el Gasoducto Néstor Kirchner para llevar el gas de Vaca Muerta a Brasil.

El presidente Alberto Fernández calificó a la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner como "una obra central para el futuro de la Argentina", la cual, dijo, "va a garantizar contar con el gas que todo este tiempo tuvimos que importar, perdiendo divisas y perdiendo recursos que podríamos utilizar en la producción y en el trabajo, que es lo que más nos importa".

Al visitar una planta soldadora automática de caños ubicada en las cercanías de la localidad pampeana de Doblas, que tiene como objetivo abastecer la construcción del gasoducto, el Presidente expresó su confianza en que "a mediados del año que viene esta obra se haya terminado", para luego "seguir camino hasta Santa Fe y allí poder proveer de gas no solo al norte de la Argentina sino también a Brasil".

Acompañado por el gobernador pampeano, Sergio Ziliotto, señaló que el gasoducto "representa nada menos que la posibilidad de llegar a la soberanía energética", un tema que, advirtió, "no sólo es estratégico desde la posesión del bien, sino también estratégico del mundo en cuanto al manejo de divisas", informó la Presidencia en un comunicado.

Fernández explicó que había viajado a La Pampa porque "quería ver cómo están avanzado estas obras, que se inician en Vaca Muerta y terminan de salir en el centro de la provincia de Buenos Aires, son más de 500 kilómetros".

https://twitter.com/CasaRosada/status/1616165153501847553

Por su parte, Ziliotto expresó que la construcción del gasoducto "es un paso muy importante para la soberanía energética del país y como pampeano realmente nos llena de orgullo que esta obra transcurra en gran parte de la geografía de nuestra provincia, donde está el 66 por ciento de su trazado".

Fernández visitó en Doblas, unos 83 kilómetros al sureste de la capital provincial, el sistema de soldadura automatizada de última generación que se utiliza por primera vez en la Argentina y permitirá alcanzar los niveles de productividad necesarios para cumplir con el proyecto.

El jefe de Estado puso en valor "la tecnología que empresarios argentinos han traído para desarrollar esta obra" y señaló la importancia de que podrá proveer de gas "no sólo al norte de la Argentina, sino también exportar a Brasil, que está necesitando energía gasífera y se la podremos suministrar".

El gasoducto, que constituye la principal obra de transformación energética en marcha en el país de los últimos 40 años, permitirá ampliar en un 25 por ciento la capacidad del sistema de transporte de gas natural argentino desde Vaca Muerta, y posibilitará ahorrar más de 2.900 millones de dólares al año entre sustitución de importación de combustibles y reducción de subsidios.

En esta nota

Comentarios