gas

Plan Gas: claves del anuncio del Presidente en Vaca Muerta

Un tope de 3,70 dólares por millón de BTU y el ahorro de más de 5.600 millones de dólares en importaciones de gas.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, le confirmó en exclusiva a +e cómo quedan las condiciones del nuevo plan gas que presentó el presidente Alberto Fernández en Loma Campana. Se trata del programa de estímulos a la producción para evitar las importaciones de gas y no tener sobresaltos en los inviernos de los próximos cuatro años.

Esta nueva versión del Plan Gas establece un esquema de 70 millones de metros cúbicos, que es lo que las distribuidoras y CAMMESA pueden adquirir de manera constante. El precio tope que se pagará por cada millón de BTU será de 3,70 dólares, según pudo conocer +e ante la consulta al neuquino Martínez, quien está a cargo de la cartera de Energía de Nación bajo la órbita del Ministerio de Economía.

"En una industria donde se generó mucha desconfianza, lo importante es que estamos generando previsibilidad. Alberto viene en un mundo de incertidumbre a dar certezas. Y eso es muy importante, que en un mundo colapsado, el Presidente venga a tomar una decisión que claramente define lo que va a pasar en política hidrocarburífera. Una decisión que la viene a tomar en Vaca Muerta, donde las cosas pasan", expresó Martínez a +e.

Darío Martínez, secretario de Energía - Más E

En la proyección se busca el autoabastecimiento de gas, evitar las importaciones con la consecuente pérdida de dólares y lograr exportaciones en firme. El plan es a cuatro años, pero para el offshore es ampliable a cuatro años más debido a que son inversiones con mayores plazos. Las estimaciones que hacen en el gobierno nacional es que serán de más de 5600 millones de dólares de ahorro en divisas en los próximos cuatro años.

La Argentina importó este año a precios históricamente bajos desde Qatar, Australia, Trinidad & Tobago e incluso de Estados Unidos. Si los escenarios pospandemia implican una recuperación de la economía global, en especial de países como China, la demanda de gas natural será mayor y las importaciones serán un verdadero dolor de cabeza para las reservas del país si no se soluciona el abastecimiento.

Es por eso que este nuevo plan gas parte de dos ejes centrales. Uno es la caída de la producción gasífera y las inversiones junto al otro eje que es la salida de divisas ante la necesidad de importar el déficit de recursos. Sin un estímulo preciso para el segmento, la producción diaria de gas natural en la Argentina descendería de los 120 millones de metros cúbicos a 80.

El Presidente adelantó que YPF invertirá en la producción gasífera 1.800 millones de dólares en los próximos tres años. "Y eso es solo YPF, me imagino lo que van a poder hacer las demás empresas aquí y en otras cuencas", expresó el mandatario nacional. Fernández no ocultó que las oportunidades de exportar son muchas y es así que se toma esta decisión política de incentivar las inversiones en la explotación del gas.

Los cupos para las cuencas quedan tal cual como se conocía. Es que la licitación se dividirá por cuenca: para el bloque base se licitan 2,8 MMm3/d en Noroeste, 47,2 MMm3/d en Neuquina y 20 MMm3/d en Austral. En caso de no cubrir el volumen de una cuenca determinada, se asignaría dicho volumen a ofertas de otra cuenca, siempre que haya capacidad de transporte contratada y disponible.

El Esquema Gas, como se denomina en el gobierno a este nuevo plan gas, implica un ahorro de divisas de 5.619 millones de dólares, una sustitución de importaciones de 16,7 millones de metros cúbicos por día y un incremento de la recaudación estimado en 2.525 millones de dólares. Los objetivos centrales del programa son satisfacer la demanda interna con gas argentino, sustituir importaciones ahorrando divisas y bajando el costo fiscal y generar el desarrollo de las regiones productoras.

En esta nota

Comentarios