gas

La opción uruguaya para el shale gas de Vaca Muerta

Una subasta de MEGSA tuvo como fin el aprovisionamiento de gas para ANCAP, a través de un contrato con la exEnarsa.

El Mercado Electrónico del Gas (MEGSA) realizó una subasta para el aprovisionamiento de gas natural para la uruguaya Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP), que oficia de empresa estatal de hidrocarburos. El procedimiento fue solicitado por Integración Energética Argentina (IEASA), la exEnarsa, y se recibieron siete ofertas.

El suministro de gas argentino para ANCAP será para el periodo que va del 16 de septiembre hasta el 30 de noviembre. Bajo la modalidad de sobre cerrado se recibieron, como se mencionó, siete ofertas que el vendedor adjudicado ofreció a un precio de u$s 2,38 el millón de BTU en CityGate (GBA) -hubo propuestas de hasta u$s 3,68-. Los volúmenes comprometidos fueron de 570.000 m3 para septiembre, 470.000 para octubre y 400.000 para noviembre.

Esta subasta abre una nueva puerta para el gas argentino y en especial para el shale de Vaca Muerta, puesto que Uruguay es uno de los potenciales mercados que se estudian junto a Brasil. La expansión del sistema de transporte de gas natural también apunta a Uruguay, como se filtró en el Master Plan de Energía, el desarrollo de este mercado es en conjunto entre ambos gobiernos y pretende aprovechar la demanda potencial de gas que tiene la Banda Oriental.

En el corto plazo, la Argentina podría ofercerle 300.000 metros cúbicos por día en firme y 1,5 millones de metros cúbicos diarios de manera interrumplible. En esa apuesta, a mediano y largo plazo -de cinco a diez años- se esperaba hacer envíos de 5 y 8 millones de metros cúbicos por día.

Demanda Uruguay - Gas.png

Al respecto de Brasil, recientemente la empresa SAESA adquirió la central térmica Uruguaiana, en Rio Grande Do Sul, para poner un pie en un mercado enorme y abrirle una puerta al shale gas neuquino. Esa central es capaz de utilizar hasta 2,5 MMm3/d de gas. La extensión del gasoducto hasta Porto Alegre podrían ampliar ese número a 10 MMm3/d.

"La integración energética con los países vecinos ya existe y tiene mucha capacidad ociosa, hay centrales que están literalmente hibernando y se están desperdiciando muchos recursos por no ponerlas en marcha. El desafío está en generar el marco para ordenar el consumo interno y empezar a mirar con atención al mercado externo para reactivar un nexo comercial estratégico", escribió Juan Bosch, presidente de SAESA, en un comunicado sobre esta compra.

Si bien la subasta de MEGSA para Uruguay llega a noviembre, lo cierto es que el objetivo es seguir proveyendo de gas natural hasta mayo de 2021. Los envíos al mercado uruguayo representan un alivio para los productores, que en las subastas del mercado local todavía no encontraban el equilibrio en los precios para generación eléctrica y en las últimas semanas las ofertas habían disminuido.

Con la época estival a pocas semanas, la Argentina busca sostener su producción de gas para no tener inconvenientes de disminución a largo plazo con estas exportaciones a Uruguay. La opción exportadora siempre estuvo presente, pero la pandemia y los bajos precios obligaron a cambiar de planes. Al mismo tiempo, en el país se espera un plan de estímulos a la producción a través del Esquema Gas 2020/2024 que tiene que definir la Secretaría de Energía de la Nación con las productoras.

En esta nota

Comentarios