gas

El declino del gas natural en la Argentina

La caída fue de más del 8% de la producción total del 2020 en comparación con 2019. El impacto de la pandemia y la reducción del consumo fueron determinantes.

Una producción con picos de consumo interno en invierno, que a veces requiere cubrirse con importaciones, y un declino importante durante el verano. Así es la actividad gasífera en la Argentina, algo que intenta cambiarse con planes como el Plan Gas.Ar, que proyecta a cuatro años la estabilización y crecimiento de la producción de gas natural, en especial con la mirada puesta en los bloques con objetivo en la formación shale de Vaca Muerta.

La producción de gas en diciembre alcanzó en la provincia los 60,54 millones de metros cúbicos por día (MM m3/d), lo que significa un 12,72% menos interanual, según datos del Ministerio de Energía de Neuquén. Con respecto a noviembre también fue negativo: 1,75% abajo. El acumulado del 2020 contrastado con el 2019 fue un balance negativo del 8,43%.

Siguiendo los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, en la Argentina se produjeron en todo el 2020 un total de 45.095 MM m3/d. Esto fue nada menos que una caída del 8,46%, casi en consonancia con la producción neuquina que representa el 55% del gas que se produce en el país. El promedio diario fue de 123,2 MM m3/d en el año de la pandemia.

YPF propone duplicar la producción de shale gas en Vaca Muerta y a la fecha tiene siete equipos de perforación para tal objetivo. “Dentro del Plan Gas.Ar tenemos 20 millones de metros cúbicos diarios de producción, pero para poder cumplir con ese objetivo tenemos que producir por encima de eso”, señaló Pablo Iuliano, vicepresidente de YPF en una entrevista con +e.

Loma La Lata - Gas 1.jpg

Macri, Fernández y los datos

En octubre, el presidente Alberto Fernández apuntó dos críticas contra su antecesor, Mauricio Macri. Una fue el incremento de las tarifas, que dieron un salto a través de la Revisión Integral -que la actual gestión está reformando-, y la otra por el declino de la producción de gas. Esto último fue objeto de cuestionamiento de parte de la oposición y los datos también lo refutan.

Entre 2015 y 2019 hubo un crecimiento de la producción gasífera del 15%, llegando a un máximo de 135 MMm3/d. A la Argentina le empezó a sobrar gas y la industria abrió la discusión a la búsqueda de mercados para evacuar los excedentes. Entre 2009 y 2015 se verifica una caída de más del 10% en el gas, en consonancia con la crisis energética que vivió el país.

De hecho, fue motivo por el cual la ex presidenta y actual vice Cristina Fernández de Kirchner decidió expropiar el 51% de YPF y darles un nuevo rumbo a las inversiones, entre ellas la explotación del shale de Vaca Muerta. El principal cuestionamiento de la segunda gestión de Fernández de Kirchner era la falta de inversiones para aumentar la producción de petróleo y gas.

No obstante, buena parte del crecimiento de la producción de gas está relacionada con Fortín de Piedra, un megaproyecto de Tecpetrol que pudo desarrollarse con el esquema de estímulos de la Resolución 46 de Energía elaborada en la administración de Macri.

De acuerdo con datos oficiales analizados por el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, Fortín de Piedra es un bloque que por sí solo aporta el 8,8% de la producción nacional y el 20% del shale gas. “Se muestra como determinante al momento de evaluar las tasas de crecimiento”, indica el último informe del Mosconi.

Gas Natural _ Arg.jpg

Todas las fichas en el gas

Con YPF planteándose como objetivo la duplicación de su shale gas, el resto de las operadoras también ajustan sus proyectos e inversiones dentro del Plan Gas del gobierno de Fernández.

Al mismo tiempo, el gobierno nacional quiere cambiar los detalles de la licitación del gasoducto a Salliqueló, que abriría nuevos mercados para Vaca Muerta y significaría un alivio si es que la producción vuelve a dar un salto. Los mercados y la infraestructura son determinantes para el gas.

El Gobierno acelera el Plan Gas.Ar, se espera que la importación de GNL no sea un problema y las operadoras se preparan para producir más.

Atención con los precios del GNL

  • Los valores récord en Asia. En las últimas semanas del 2020 y a lo largo de enero, en el Pacífico se vienen dando precios récord del gas natural licuado (GNL). En Japón y Corea del Sur llegaron a pagar cargamentos por u$s 39 el millón de BTU. Como viene informando +e, la era del gas barato habría terminado y resultaría un dolor de cabeza para el gobierno de Alberto Fernández si no se recupera la producción gasífera.
  • La planta de Escobar. El propio secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, intervino con un escrito reclamando el levantamiento de la clausura judicial de la terminal regasificadora de Escobar. El funcionario nacional apuntó los graves efectos que tendría sobre el abastecimiento durante el periodo de invierno a la demanda de GNL para el país.
  • La cuestión ambiental. El GNL también es indispensable para evitar la quema de fuel oil y gasoil, que en los últimos dos inviernos totalizaron 383 mil toneladas y 750 mil metros cúbicos respectivamente. Estos dos son recursos más costosos y contaminantes que el gas.

En esta nota

Comentarios