Francia

Francia y la pulseada con los trabajadores de las refinerías

El gobierno francés exigió la vuelta forzada al trabajo en un depósito de combustible. Hay desabastecimiento en todo el territorio.

Por Forrest Crellin y Dominique Vidalon (Reuters) - El gobierno francés ordenó la vuelta al trabajo de parte del personal de un depósito de ExxonMobil y advirtió que el siguiente podría ser otro de TotalEnergies, arriesgándose a un conflicto más amplio con los sindicatos en su lucha por asegurar el suministro de gasolina tras semanas de huelga.

El gobierno anunció la requisa de parte del personal del depósito de Gravenchon-Port Jerome, gestionado por Esso France, de Exxon, donde el sindicato de línea dura CGT sigue en huelga pese al acuerdo entre la dirección y otros sindicatos sobre los salarios.

El portavoz gubernamental, Olivier Veran, dijo que el impacto de la huelga se volvió "insoportable" para muchos franceses y que la intervención debería lograr una "mejora muy notable de la situación en los próximos días".

En el depósito de TotalEnergies en Dunquerque, en el norte de Francia, donde la CGT también está en huelga, Veran advirtió: "Si el diálogo social no se inicia, si el bloqueo continúa, iremos a por ello (la intervención)".

La CGT pidió apoyo de los trabajadores de otros sectores y hubo indicios de que eso ocurría después de que un representante del sindicato FNME dijo que parte del personal de las centrales nucleares de EDF reanudó una huelga por los salarios, retrasando los trabajos de mantenimiento de al menos cinco reactores, incluida la instalación de Bugey.

Los paros en las refinerías y depósitos de combustible en Francia son de los más prolongados desde que la crisis del costo de la vida desató el malestar laboral en toda Europa. Han provocado largas colas en las estaciones de servicio francesas y racionamiento en algunas regiones, y han hecho que los márgenes de refinado del gasóleo alcancen máximos históricos en Europa y Estados Unidos.

Sindicatos franceses prometen continuar con la huelga en las refinerías • FRANCE 24 Español

"Ante la huelga de una parte del personal de Port-Jerome, en Normandía, el gobierno decretó la requisa del personal necesario para el funcionamiento del depósito. La intervención comienza hoy", dijo el Ministerio de Energía sobre la acción de Esso France.

Aunque el derecho a la huelga está consagrado en la Constitución francesa, el gobierno puede requisar un número mínimo de personal necesario para mantener un servicio en determinadas circunstancias, aunque la medida puede ser impugnada.

En esta nota

Dejá tu comentario