estaciones

Estacioneros evalúan pedir un resarcimiento por la caída de ventas

Son unas 70 estaciones de servicio de Neuquén y Río Negro que se ven desabastecidas por el bloqueo de la refinería de Plaza Huincul. Aseguran que peligra el pago de sueldos.

Las estaciones de servicio de Neuquén y Río Negro que venden productos de YPF analizan pedir a la compañía bajo control estatal un resarcimiento por el perjuicio causado por los piquetes de los autoconvocados de Salud.

Se trata de unas 70 bocas de expendio en la región que no pueden ser abastecidas con normalidad por el bloqueo de la refinería de YPF en Plaza Huincul y que estuvieron una semana sin naftas.

El secretario de la Cámara de Expendedores de Neuquén y Río Negro, Marcelo Pirri, explicó a +E que en los últimos días YPF envió camiones desde San Luis, Luján de Cuyo (Mendoza), La Plata, la costa atlántica y Comodoro Rivadavia.

En la última reunión de la comisión directiva de la cámara, los estacioneros evaluaron la posibilidad de enviar una carta al presidente de la compañía, Pablo González, con el cálculo sobre la cantidad de litros que perdieron de vender durante las últimas dos semanas y su equivalente en pesos para pedir un resarcimiento económico excepcional.

"Las estaciones de YPF estuvieron una semana sin ningún tipo de de naftas, y actualmente, si bien están enviando camiones de otras provincias, aún no se puede normalizar el abastecimiento porque se deben cubrir grandes distancias. Esas pérdidas de ventas no se pueden solventar, y eso se va a ver a la hora de hacer frente al pago de sueldos del personal", explicó Pirri.

La Confederación de Entidades de los Hidrocarburos pidió al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que intervenga para garantizar el abastecimiento de combustibles.

La semana pasada, la Confederación de Entidades de los Hidrocarburos (CECHA) expresó a través de una nota enviada al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, su preocupación la situación en Neuquén y Río Negro.

santiago cafiero.jpg

“La falta del elemento primordial de nuestra actividad, no solo perjudica al sector que representamos, sino también a toda la comunidad que requiere indefectiblemente de la energía para producir y movilizarse hacia las fuentes de trabajo. Esta situación en la medida que continúe prolongándose genera daños irreversibles, pues si a las restricciones de la pandemia le sumamos el derrumbe de la actividad, no queda esperar mucho tiempo para que las estaciones de servicio, con su fuerza laboral, se desplomen definitivamente”, señalaron los estacioneros.

Además, pidieron a Cafiero que “se ordene con urgente prioridad habilitar los mecanismos necesarios, racionales y legales, que permitan salir de esta criticidad cuyo final, si nada se hace, será realmente devastador”.

En esta nota

Comentarios