equipos

Hay doce equipos perforadores activos en Vaca Muerta

Cuántos son los equipos que se encuentran en actividad en este tramo de la pandemia. El acuerdo del gremio con YPF destrabó perforadores y sets.

Tras casi siete meses de la pandemia del coronavirus y las distintas fases de la cuarentena que se aplicaron en el país -y que siguen vigentes en distintas provincias por la crisis sanitaria-, Vaca Muerta empieza a dar señales de más actividad con la mirada puesta en el abastecimiento de energía para no tener que importarla. A las 325 etapas de fractura de septiembre, con la reincorporación a esa actividad de YPF en Loma Campana, se suman más equipos en la provincia para la explotación de los hidrocarburos no convencionales.

En los primeros diez días de octubre, en Neuquén habían doce equipos de perforación. Una de las empresas que ya había comenzado a perforar a mediados de junio era Shell Argentina, también haciendo fracking en su área Bajada de Añelo. YPF sumó más torres luego del anuncio del CEO, Sergio Affronti, y de la firma del acuerdo laboral con el sindicato petrolero neuquino.

De acuerdo a información que consultó este medio al Ministerio de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, en la provincia hay doce equipos de perforación activos.

Por supuesto que estos números están muy lejos de los 53 perforadores en el escenario pre electoral del 2019. Luego de las medidas de congelamiento de precios internos del crudo en agosto, que inquietó a los inversores por ser una época de cierre de carpetas de proyectos, cayó hasta 36 el número de equipos de perforación.

Además, en la provincia las operadoras tienen desplegados cinco workover, nueve pulling y ocho equipos coiled tubbing y set de fractura. Un total de 34 “fierros” trabajando.

YPF-petroleros-web.jpg
Affronti y Pereyra en la sede de YPF en Neuquén.

Affronti y Pereyra en la sede de YPF en Neuquén.

La pandemia fue demoledora. Con las medidas de cuarentena y los protocolos ante la amenaza de un virus nuevo, el movimiento de operarios se redujo dejando apenas el 20% del personal. Esta situación involucró que más equipos tuvieran que ser guardados hasta mejores tiempos.

Como bien informó +e en su momento, en abril hubo cero etapas de fractura y ningún perforador activo. Con el correr de las semanas y la necesidad de reactivar los pozos, en especial los de gas, algunas operadoras volvieron al ruedo con sets de fractura como Shell, ExxonMobil, Vista Oil & Gas y Chevron. Recientemente se sumó YPF al grupo de compañías que movilizan torres.

La primeras empresas mencionadas están en la “zona de despegue” de Vaca Muerta, áreas que apuntan al desarrollo masivo, y que reanudaron las actividades para terminar trabajos que habían iniciado en la prepandemia. YPF está en la “zona caliente” con su estrella Loma Campana.

Un reciente informe de la Dirección de Estadísticas y Centros de Neuquén reveló que en los seis meses de aislamiento social apenas se perforaron cuatro pozos en la formación shale más importante del país.

El peso de Vaca Muerta es importante: el 75% del petróleo es shale y cada vez crece más la participación del gas desde la roca de esquisto, que tiene una gran capacidad de recuperación frente al convencional.

El acuerdo firmado entre YPF y el sindicato de base, que será la base para el resto de la industria del shale en la provincia, fue el primer paso hacia la reactivación. “Este acuerdo nos permite retomar la actividad en la provincia”, opinó Affronti.

Panorama de la actividad petrolera

El acuerdo laboral entre YPF y el sindicato de base de Neuquén será extensivo al resto de la industria, dando un margen de previsibilidad hasta marzo del año que viene.
El Plan Gas es una de las medidas que motorizará más equipos para incrementar la producción gasífera en los próximos cuatro años.
Las campañas de perforación y fractura están en la “zona de despegue” de Vaca Muerta. YPF apunta a Loma Campana, en la “zona caliente”.

En esta nota

Comentarios