transporte

"No hay plata": el gobierno de Milei no invertirá en transporte eléctrico

Durante la Audiencia Pública para la adecuación tarifaria del servicio de transporte de energía eléctrica se indicó que "el Estado Nacional está quebrado". Buscarán recomponer los ingresos de las empresas vía tarifas.

"El Estado Nacional se encuentra quebrado y sin posibilidad de abordar el costo de inversión requerido en el sistema de transporte", aseguró hoy el gobierno durante la audiencia pública para la recomposición tarifaria de ese segmento del mercado eléctrico. Se indicó que se están considerando instrumentos de iniciativa privada para obras de interconexión regional.

Las empresas solicitaron una readecuación de ingresos de hasta el 255,7%, con una incidencia en la tarifa final de no más del 3,8%, además de reclamar un actualización mensual y automática y que no se incurran en demoras en los pagos que les realiza la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

La subsecretaria de Planeamiento Energético, Mariela Beljansky, fue la encargada de presentar la propuesta oficial, que consiste en una actualización en la remuneración de los transportistas, lograr la estabilidad en los pagos y "corregir las señales equivocadas a la demanda, garantizando la confiabilidad del suministro, la eficiencia económica y la competitividad comercial".

La funcionaria hizo un repaso del estado de situación del sector del transporte, el cual cumple un rol fundamental en el mercado eléctrico por ser la vinculación entre la oferta y la demanda.

Resaltó la "necesidad de generar señales para que operadores puedan realizar nuevas inversiones" y que "el Estado está considerando instrumentos de iniciativa privada" para obras de interconexión regional.

Se destacó que en un país tan extenso como Argentina se vuelve prioritario porque gran parte de la demanda está concentrada en el AMBA y los recursos energéticos están en regiones alejadas de la demanda

Beljansky indicó que el crecimiento del sistema de transporte no acompañó el incremento de la demanda ni de la oferta, y que los os mecanismos de ampliaciones y renovaciones han resultado insuficientes.

tag:reuters.com,2023:newsml_KBN3050UP
En Argentina hay un único  transportista en extra alta tensión y 7 transportistas troncales. Foto: Reuters/Lisi Niesner

En Argentina hay un único transportista en extra alta tensión y 7 transportistas troncales. Foto: Reuters/Lisi Niesner

Subrayó que las obras de infraestructura que se ejecutan se trasladan a las provincias sin costo alguno y se utilizan recursos del Fondo de Estabilización Tarifaria que se alimenta principalmente de aportes del Tesoro Nacional.

Sistema saturado

Luego de dar repaso a una situación de "agotamiento de un modelo que llegó a su fin", Beljansky advirtió que el Sistema Argentino de Interconexión (SADI) "está saturado y hoy no permite evacuar toda la energía adicional, actúa como un cuello de botella", al no facilitar el transporte de nuevos emprendimientos de generación, en especial de energía eólica y solar. Debido a esto se recurrió a generación ineficiente ya sea por su tecnología, o por su costo.

También se denunció que las ampliaciones y obras de infraestructura necesarias no se han producido de manera natural sino que estuvieron direccionados a determinadas provincias y que la falta de planificación de mediano y largo plazo llevó a no tener respaldos del sistema

Se puso en relieve que las transportistas perciben sus ingresos a través de pagos mensuales de Cammesa, y la mayor parte de estos pagos no se han realizado en tiempo y forma.

"Frente a una mínima falla en el transporte el sistema no puede reponerse, las transportistas no cuentan con dinero suficiente para reponer el servicio y solicitan dinero a CAMMESA", se indicó desde el gobierno.

La funcionaria sostuvo que "el nivel de subsidios es escandaloso" y que en los últimos años "fueron del 65% al 89%" del Precio Estacional de la Energía (PEST), uno de los principales componentes de la tarifa final del servicio.

Las subas que pidió cada empresa

El detalle por empresa de las readecuaciones solicitadas y el porcentaje de aumento resultante es el siguiente:

Transener: $ 256.349 millones, equivalentes a un aumento del 209%, con una incidencia en la tarifa final de aproximadamente 3,1%.

Distrocuyo: $ 29.265 millones (249% y una incidencia cercana al 3,7%).

Transnea: $ 20.243,91 millones (114% y 1,7% de incidencia).

Transba: $ 122.920 millones (207% y 3,1% de incidencia).

Transpa: $ 28.818 millones (255,7% y 3,8% de incidencia).

Transnoa: $ 59.512,4 millones (207% y 3,1% de incidencia).

Transcomahue: no especificó montos ni porcentajes, pero aseguró que la incidencia en la tarifa del aumento requerido es del 0,5%.

Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN): no dio precisiones sobre montos ni porcentajes.

En esta nota

Dejá tu comentario