Energética

Transición energética atrasada y oportunidad exportadora

El panel "La mirada geopolítica sobre la seguridad energética" puso en debate la mirada geopolítica sobre la seguridad energética del mundo.

La mirada geopolítica sobre la seguridad energética fue la conferencia inicial de la Experiencia IDEA Energía que se realiza en la ciudad de Neuquén, evento que pone el foco en la posibilidad que le presenta al país el contexto internacional y en la urgencia de aprovecharla en el marco de la transición energética.

Con la presentación de Daniel de Nigris, CEO de ExxonMobil Exploration Argentina, se obtuvo la visión de Bob Dudley, presidente de la Iniciativa Climática del Oil&Gas (OGCI, siglas en inglés) y CEO de British Petrolum (BP) quien se refirió a la situación energética mundial en el marco de la guerra entre Rusia y Ucrania, y las oportunidades de la Argentina como exportador de gas y petróleo y su perspectiva de largo plazo.

En lo que se presentó como una “clase magistral de geopolítica”, Dudley dijo que actualmente hay menos cooperación energética ya que cada país cuida sus recursos y que la guerra cambió el ritmo de la transición. Afirmó que se observa “más consumo de carbón y esto no es bueno”.

Analizó lo que se vivió en Europa en este invierno en materia de consumo energético y apuntó que el continente “tuvo suerte porque no hizo tanto frío”.

Además, hizo hincapié en la importancia del Oil&Gas ya que se han resuelto miles de problemas, y recalcó que hay que continuar con los programas de transición “siendo realistas”.

La oportunidad de Argentina

Dudley, líder de la iniciativa climática del petróleo y gas, desde el 2014 apunta a generar acciones efectivas de reducción de emisiones a nivel mundial. Sin embargo, destacó que hay que ser realistas, ver que los tiempos de la transición se atrasaron.

Destacó la similitud entre Vaca Muerta y algunos de los yacimientos de esquisto de Estados Unidos y su potencial. Expuso que está muy contento al ver que se comprobó el progreso de Vaca Muerta. Y mencionó que a pesar de las estimaciones que indican que en 2050 no se usará más petróleo, teniendo en cuenta el crecimiento de la población mundial, se va a necesitar de todas las formas de energía. En este contexto calificó como una “bendición” para Argentina poseer el recurso.

Ahora bien, dejó en claro que “hay que hacerlo de forma eficaz, eficiente y rentable, y fomentarlo”. Como ventajas mencionó la situación geográfica que facilita la exportación de su petróleo o gas sobre todo hacia el océano Atlántico y hacia la cuenca del Pacífico.

Explicó que con las tensiones en torno a China, Corea y Japón, estarían muy interesados en los productos. “Yo animaría a desarrollar los recursos pensando no solo en el petróleo sino también en gas natural y que no nos digan que lo dejemos bajo tierra”, aseveró.

En esta nota

Dejá tu comentario