Empresas

Pymes petroleras presentarán preventivos de crisis

La cámara CEIPA que informó que hay pequeñas empresas neuquinas que no pueden "continuar cumpliendo con sus obligaciones" por el impacto de la crisis petrolera.

Uno de los escenarios más temidos en la economía neuquina comenzó a darse en las últimas horas: la Cámara Empresarial Industrial Petrolera y Afines de Neuquén (CEIPA) informó que parte de sus empresas asociadas comenzarán a presentar los respectivos procesos preventivos de crisis ante "la imposibilidad de continuar cumpliendo con sus obligaciones en los próximos meses dada la dificultad para ajustar sus estructuras de costos y la incertidumbre respecto de los niveles de actividad futura".

El organismo afirma que la decisión fue tomada "de forma conjunta" luego de una reunión general entre todos los asociados. Allí "un gran número de participantes planteó la imposibilidad de continuar cumpliendo con sus obligaciones en los próximos meses.

De acuerdo a CEIPA, "las empresas del sector han realizado, hasta el momento, todos los esfuerzos posibles para sostener la totalidad de sus empleados y cumplir con sus compromisos comerciales, fiscales y hasta financieros" sin embargo "y como es de público conocimiento, hace ya casi tres meses que las empresas enfrentan una caída promedio de la actividad del 50% llegando en una gran cantidad de casos al 90%".

Entre los argumentos que motivan la situación expresa la "pérdida de facturación, que se ha transformado directamente en pérdida económica, ha sido cubierta no solo con recursos propios sino que, en un gran número de prestadoras de servicios, también ha obligado a endeudarse para poder dar cumplimiento a sus obligaciones".

En otro tramo del comunicado donde dio a conocer la situación, dice que las pymes afectadas "no solo no cuentan con caja para afrontar los pagos ni capacidad crediticia para continuar endeudándose, sino que además no cuentan con información precisa sobre una potencial reactivación y los indicadores lejos están de mostrar una recuperación en el corto plazo".

También agrega que la coyuntura es de "extrema gravedad y no deja otra alternativa que tomar medidas acordes que apunten a reducir las estructuras de costos y que permitan dar una esperanza de sustentabilidad a las unidades económicas que generan hace años actividad y puestos de trabajo en toda la provincia".

De este modo, ahora las pymes en esta situación buscan habilitar el proceso que establece un ámbito donde se pueda discutir el menor perjuicio posible para los trabajadores y las empresas. Es una figura que puede describirse como un paso previo a la quiebra, y tiene el objetivo de entablar negociaciones en las que participen sindicatos, las compañías afectadas y los Estados (provincial y nacional) como una forma de evitar una situación aún más grave.

En Neuquén hay unos 20.000 trabajadores en sus hogares cumpliendo la cuarentena del coronavirus, con los sueldos diezmados tras dos acuerdos entre las cámaras del sector y las grandes y pequeñas empresas del sector petrolero.

En esta nota

Comentarios