Empresas

Auge digital: cómo las petroleras se cuidan de los hackers

El home office y la digitalización provocó que las empresas tengan que mejorar la seguridad y el resguardo de sus datos.

Ya está confirmado: la pandemia vino a cambiar de golpe las formas en las que nos movemos y en las que trabajamos. La industria de los hidrocarburos, que venía impactada por los decretos del 2019 y la caída de precios de principios del 2020, aceleró la digitalización no sólo para cumplir el distanciamiento social y, además, reducir costos sino que le sirve de aprendizaje para la era pospandemia.

La búsqueda de las empresas para poder atravesar esta situación llega también al rubro de las aseguradoras, las que observan que los clientes apuntan a replantearse su actual cobertura. “Hay más consultas en materia de cómo deben proteger su patrimonio en esta inesperada coyuntura, tanto el correspondiente a sus bienes muebles e inmuebles y al patrimonio más importante, su capital humano”, indicó Ezequiel Aguirre Leiva, responsable Willis Towers Watson Neuquén, a +e.

¿Qué consultan las empresas petroleras? Una de las principales está vinculada a los “riesgos cibernéticos”. “Esta emergencia ha llevado a las empresas, en la mayoría de los casos, a operar de una forma remota sin darse tiempo suficiente de preparar sus correspondientes sistemas de seguridad previamente. Los procesos de negocios se han volcado masivamente a las redes, poniendo a disposición de los hackers gran cantidad de datos confidenciales”, apuntó Aguirre Leiva

“Nuestra recomendación es que las empresas aprovechen esta situación de vulnerabilidad para revalorar su postura cibernética, revisando sus sistemas de seguridad informática y no sólo con su área de sistemas, sino con todos los empleados y finalmente, como intermediarios de seguros, sugerirles que en la estrategia de ciberseguridad de cualquiera de ellas se debe contemplar la transferencia del riesgo al mercado asegurador con el fin de evitar el impacto negativo que un evento cibernético puede llegar a generar”, subrayó.

Desde un hacker hasta un ex empleado, los datos en las manos equivocadas pueden provocar pérdidas económicas. Incluso llega a la extorsión o a la publicación de documentos confidenciales que provoquen la desvalorización de la compañía. Para esto último, hasta hay pólizas que apoyan con consultoría en comunicación de crisis para afrontar el momento y para que la firma salga airosa.

De acuerdo con el registro de las principales aseguradoras del mercado, durante el mes de abril se redujo alrededor de 75% la cantidad de denuncias de accidentes de trabajo y de enfermedades causadas por el mismo, situación ligada al aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el poder ejecutivo. Durante mayo y junio los casos se fueron incrementando, pero aún no a los niveles pre-pandemia.

No hay muchos casos en las ART vinculados a la industria petrolera. Esto es gracias a las medidas adoptadas desde antes del 20 de marzo, con guardias mínimas, nuevos protocolos de seguridad y el establecer como prioridad número uno la salud en el momento de crecimiento de la pandemia.

Medidas como chequeos médicos antes de ir a los yacimientos, control de temperatura, la obligación de uso de barbijos, poner a disposición alcohol en gel, incremento del trabajo remoto y monitoreo de la actividad desde casa. Todo ayuda a evitar la propagación del virus en la industria.

Variables con una nueva dimensión

1. En esta Cuenca Neuquina hay muchos casos de operarios en stand by y trabajo desde los domicilios (home office), con lo cual tener en claro cómo funciona la ART en cada situación es muy importante.

2. Crecieron las consultas respecto a las flotas corporativas de automotores. Se buscaron rebajas en los costos al tener circulación nula de vehículos, principalmente durante abril. Se analizó caso por caso.

3. Las empresas están buscando bajar sus costos para poder atravesar la crisis. En el rubro de las aseguradoras observan que los clientes apuntan a replantearse su actual cobertura.

En esta nota

Comentarios