Deuda

Ya rige el plan para sanear la millonaria deuda a Cammesa

La Secretaría de Energía estableció el mecanismo de pago para las distribuidoras. Acumulan una deuda superior a los 140.000 millones de pesos.

La Secretaría de Energía de la Nación estableció el mecanismo que busca sanear la deuda superior a los 140 mil millones de pesos que mantienen las distribuidoras de electricidad con la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa).

Quedó determinado en la resolución 40/2021, que fija un plan de pagos en cuotas cuya hoja de ruta había sido preestablecida en la ley del Presupuesto nacional del 2021, sancionada en el Congreso de la Nación: la posibilidad de normalizar esas acreencias hasta en 60 cuotas mensuales, con hasta seis meses de gracia y una tasa equivalente de hasta el 50% a la vigente en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).

La resolución crea en su artículo primero el Régimen Especial de Regularización de Obligaciones para las deudas con CAMMESA o el MEM acumuladas al 30 de septiembre del 2020. Y en paralelo, en el artículo dos, genera el Régimen Especial de Créditos para las Distribuidoras de Energía Eléctrica que no mantengan deuda o tengan una “considerada dentro de valores razonables en relación a su nivel de transacciones al 30 de septiembre del 2020”.

Dentro del régimen de regularización de pagos, la Secretaría de Energía que conduce Darío Martínez “podrá contemplar el reconocimiento de créditos de hasta cinco veces la factura media mensual del último año o el 66 por ciento de la deuda existente” de una distribuidora, tal como también lo mencionaba la ley de Presupuesto.

Para eso tendrá en cuenta “el origen y trayectoria de la deuda de cada una de las distribuidoras”, a través de variables tales como la situación social media de los usuarios, un desarrollo equivalente entre las regiones del país, y el impacto en el servicio público. En ese contexto, dice la resolución, “resulta adecuado establecer las condiciones necesarias para el reconocimiento de los créditos a favor de las Distribuidoras del MEM que celebren planes de pago para regularizar su deuda”.

Ambos artículos componen el nudo de la resolución que busca evitar el colapso en la cadena de pagos en el sector eléctrico argentino y establecer las nuevas condiciones hacia adelante.

La millonaria deuda acumulada se transformó en una bola de nieve a partir del 2018, que se fue agravando a medida que la situación económica empezó a empeorarse. Desde este año, recibió el impacto adicional de la crisis del COVID-19 y su efecto en el bolsillo de millones de argentinos. Fue parte del combo que desencadenó un creciente nivel de morosidad que tuvo como último eslabón a Cammesa.

Hacia adelante, la normativa establece que se realicen acuerdos para sanear la deuda entre tres partes: las distribuidoras, los poderes concedentes y el gobierno nacional.

Nación busca que los créditos que se reconozcan impacten en los usuarios: esto podría ser a través de facilidades de pago, con planes a tasa cero, y hasta con condonaciones parciales o total las deudas según la condición económica. También, con las distribuidoras apuntalando la infraestructura existente y mejorando la calidad del servicio.

Las actas acuerdo, según pudo saber +e, incluirán compromisos en materia de eficiencia energética, tecnología aplicada a la prestación del servicio, la inclusión de herramientas de focalización de subsidios o de estructuración tarifaria en función de las características socioeconómicas de los usuarios.

Para las distribuidoras, la exigencia será garantizar la cobrabilidad de las facturas de CAMMESA a partir de la firma de los acuerdos.

En esta nota

Comentarios