crudo

Vaca Muerta: apuntan a exportar otros 2,4 millones de barriles

La secretaría de Energía otorgó permisos a petroleras para salir al mercado internacional. Vaca Muerta sigue encontrando chances en medio de la tormenta.

Las petroleras con áreas en la provincia de Neuquén, el grueso de ellas sobre la formación Vaca Muerta siguen buscando oportunidades en el exterior. Se trata de la respuesta que pudieron consolidar en el último cuatrimestre, en medio de la caía del mercado interno, signado por un derrumbe de la demanda de crudo en medio de la cuarentena.

Los datos de septiembre podrían marcar un nuevo récord en las exportaciones de crudo Medanito, en su mayoría producido en las áreas no convencionales.

Según la información de la secretaría de Energía de la Nación este mes podría haber operaciones de venta al exterior por unos 2.424.795 barriles de crudo.

Las empresas con áreas en Neuquén vienen de exportar 2.009.000 de barriles en julio y 2.011.000 en agosto, en un período en el que las exportaciones, de acuerdo a lo que informó el gobierno neuquino, implicaron cerca del 40% de la producción total de crudo de la provincia.

Los datos del gobierno nacional indican que para este mes las siguientes empresas tienen permisos de ventas otorgados para salir al mercado internacional: Tecpetrol (70.000 barriles); YPF (16.500); Vista Oil & Gas (80.000); Capex (42000); Pampa Energía (27000) y ExxonMobil (45000) y Compañía de Hidrocaburos No Convencionales SA (105.000).

Es una opción significativa: tal como lo viene informando +e desde marzo, en el mundo hay crudo de sobra y la demanda local funciona atada a la de combustibles. La menor cantidad de vehículos circulando y por ende una industria a media máquina se hacen sentir en el procesamiento de crudo en las refinerías con una caída.

De acuerdo a los datos de YPF, que tiene el 54% del mercado de los combustibles en el país, todavía resta recuperar algo así como el 35% de la demanda. En este contexto, todo lo que las petroleras puedan vender al exterior, será un bálsamo para sus golpeadas economías, afectadas por las condiciones internas para el sector desde agosto del 2019.

En la opción exportadora tuvo un rol sustancial la suba del petróleo del último mes, luego de que en marzo el precio tocara fondo con valores que oscilaron entre los por debajo de 20 dólares de entonces y la brecha de los 40 dólares actuales para el crudo Brent del Mar del Norte, la referencia para el mercado argentino. Ya se había notado también en agosto pasado.

Hoy la cotización internacional llegó a 43 dólares, una señal de precios que acerca el valor al que rige por decreto en Argentina, de 45 dólares.

Esos 43 dólares del exterior implican una opción importante, si bien dista de ser el mejor escenario para las petroleras, que encuentran flujo de fondos para capear el temporal de una crisis mundial que suma otros escollos en el mercado argentino.

Por cada barril, hay entre cuatro y cinco dólares de descuentos, por cuestiones impositivas y vinculadas al rendimiento del hidrocarburo que se extrae en Vaca Muerta, que se abre paso en el mundo en medio de una crisis histórica. Así, a las empresas les quedan unos 37/39 dólares por cada barril puesto afuera del país.

En la Cuenca Neuquina, con todo, queda mucho para recuperar los niveles de actividad previos a la crisis. El camino de las exportaciones hasta hace poco más de un año se desprendía de un escenario de crecimiento de la producción.

Por el contrario, ahora se trata de oportunidades en medio del estancamiento, con las que las grandes compañías del mundo con áreas en la Cuenca Neuquina logran atenuar el impacto de la crisis y sostener niveles relativos de actividad.

En esta nota

Comentarios