crisis

Las pymes en rojo esperan ayuda del gobierno nacional

Hay unas 850 empresas en Neuquén que sufren el parate en Vaca Muerta. El gobierno provincial busca que Nación abra más beneficios para el sector.

ADRIANO CALALESINA - adrianoc@lmenquen.com.ar

Las pymes también viven una cuarentena inquietante y durante lo que dure abril aún esperan señales más contundentes del gobierno nacional para poder sostener el empleo en la provincia de Neuquén.

Uno de los pilares en los que se apoya el gobierno neuquino es un salvataje crediticio para que cerca de 1000 empresas chicas puedan pagar los sueldos a sus empleados, debido a la baja de la actividad en los yacimientos de Vaca Muerta.

Mayo es el mes clave para poder continuar con la actividad, debido al creciente clima de incertidumbre con las compañías que tienen dificultades para pagar los salarios. Se trata de empresas que tienen menos de 50 empleados y que, al no haber actividad regular en el sector, ya no tienen contratos mensualizados, sino a través de la modalidad “on call”, es decir que cumplen tareas puntuales cada vez que las operadoras lo requieren.

Como ya viene informando +e, en el sector hidrocarburífero, la cadena de pagos está a punto de romperse. Las operadoras están pagando servicios facturados hace tres meses, pero los nuevos trabajos tienen dificultades para certificarse, por falta de personal en las áreas petroleras debido al contexto de la pandemia del coronavirus. En tanto que algunas empresas de servicios especiales, asociadas a la fractura hidráulica, directamente han cancelado el pago con las compañías subcontratadas, a raíz de que no hay actividad en Vaca Muerta. Es decir, está frenada la perforación de nuevos pozos hidrocarburíferos y todas las actividades asociadas que generaban un movimiento económico de relevancia.

La industria tuvo varios sacudones para las pymes a lo largo de los años, que vienen desde las altas tasas de interés que desfinanciaron a algunas compañías, el parate de tres meses por el congelamiento de los combustibles en 2019, el desplome del precio internacional del barril y, ahora, el contexto de la pandemia que paró la actividad. La crisis del no convencional y el excedente de petróleo y la falta de mercado agravan aún más la situación económica del sector.

“Varios sectores específicos de la industria de los hidrocarburos están dentro de las actividades esenciales, pero lo que sucede es que los volúmenes en ayuda financiera que son necesarios para esta actividad son bastante elevados”, explicó a +e Edgardo Phielipp, presidente de la Asociación de Comercio, Industria y Afines de Neuquén (Acipan) e integrante de la Federación de Cámaras del Sector Energético de la Provincia del Neuquén (Fecene).

Definición nacional

Se espera que en estos días haya más definiciones en el ámbito nacional para amortiguar el impacto de la crisis de las pequeñas empresas en Neuquén. Por ahora, muchas están sobreviviendo de la renta propia e incluso algunas están ofreciendo retiros voluntarios. Sin embargo, desde el gobierno provincial, a través de la Subsecretaría de Trabajo, se están arbitrando los medios para que no haya despidos en las compañías.

“El grueso de los temas a resolver está en las facultades de Nación, estamos trabajando con acuerdos en el sector gremial para tratar de preservar el empleo y reducir la carga del costo total para que las empresas no cierren y no entren en situación de despidos. Pero hay una realidad: muchas no pueden pagar los sueldos”, agregó Phielipp.

Por ahora, el panorama es incierto y estos 15 días serán clave para saber si hay una salida económica después de la cuarentena.

En esta nota

Comentarios