crisis

La hora más difícil para el shale

Las principales productoras tuvieron que frenar sus pozos petroleros en Vaca Muerta. El coronavirus impacta de lleno en la industria en las áreas de Neuquén y profundiza los problemas del sector.

POR FERNANDO CASTRO - fcastro@lmneuquen.com.ar

La baja en la demanda interna de petróleo por la pandemia del coronavirus impuso una profundización de la crisis de la industria petrolera. Esa nueva situación, que se suma al lastre de ocho meses repletos de dudas en Vaca Muerta, terminó traduciéndose en el escenario más temido: recortes de producción y un futuro de corto plazo que hoy luce sombrío.

Se notará en la actividad, desde ya, pero el recorte de un 50% en la producción de ese motor que demostró ser para el shale argentino el área Loma Campana (YPF), también tiene un componente simbólico. Es el freno en un yacimiento en el que el país había rendido varios exámenes dentro de la vanguardia mundial del shale.

Después de todo, solo un puñado de países lograron obtener recursos allí donde se genera el crudo en las entrañas de la tierra.

A esta primera señal durante la mañana del jueves, se sumaron las confirmaciones desde otras empresas que hasta hace casi nada proyectaban tener saldos exportables a finales de este año.

El desplome de la demanda interna de combustibles, la casi imposibilidad de exportar crudo y la saturación del almacenamiento provocaron un recorte de 25 mil barriles diarios solo en el caso de YPF.

El número final entre todas las operadoras todavía no es claro. Sí es claro el impacto que tendrá en el nivel de actividad y la recaudación provincial, atada en un 35% a los ingresos que provenían del gas y el crudo de Vaca Muerta en su mayoría.

Sin chances en el mercado, que por otra parte lucen desventajosas a los actuales precios del Brent, la opción fue “pisar pozos” y esperar una reactivación económica cuando la pandemia lo permita.

hora-dificil-shale-p08.jpg

Hay 10 millones de barriles ofertados por las operadoras en el país que explican el terno del excedente. Fueron tramitados hasta julio. Pero si hay algo que está sobrando hoy en el mundo es el petróleo.

Ante este escenario en Vaca Muerta, al menos otras tres operadoras tomaron el mismo camino y otras miden el minuto a minuto en una de las peores semanas para la industria no convencional en los últimos cinco años.

Vista Oil & Gas es otra de las empresas que recortará producción. Según pudo saber +e, cerró ocho pozos que había conectado en su área Bajada del Palo, sobre la formación Vaca Muerta. Se trata de un desarrollo en el que la empresa conducida por Miguel Galuccio apuntaba a los 50.000 barriles diarios, que de buenas a primera recibió el cimbronazo de las condiciones mundiales al que se suma el lastre de la situación previa en Argentina.

Ante una pregunta, Shell informó que debió frenar la producción. Como en el caso de otras petroleras. No informó acerca del tenor de ese recorte.

La empresa opera en el segmento no convencional las áreas Coirón Amargo Sur Oeste, Cruz de Lorena y Sierras Blancas. Es una de las compañías que busca poner parte de su producción en el exterior, pero hasta el momento no logró hacerlo. También protagonizó la última gran inversión en Vaca Muerta al asociarse con YPF y Equinor en Bandurria Sur, un área vecina a Loma Campana en la zona caliente del shale oil.

hora-dificil-shale-p08-A.jpg

De acuerdo con lo que pudo saber este medio, Pan American Energy tuvo que definir algunas reducciones leves en su producción de gas.

Las fuentes consultadas lo atribuyeron a la baja del consumo interno. Pero la situación no implicó el cierre de pozos. Tampoco la empresa recortó su producción de petróleo en Neuquén.

Otras fuentes consultadas en la industria informaron que ExxonMobil, otra de las petroleras que pensaba acelerar este año en bloques como Bajo del Choique-La invernada, cerró pozos de su operación en Vaca Muerta.

Según supo +e, Pluspetrol, por el momento, no debió frenar su producción de crudo en este contexto que impone severos interrogantes sobre la demanda de los próximos meses. Por ahora, en su área La Calera continuará produciendo en torno a los 6000 barriles diarios de crudo y unos 3.000.000 de metros cúbicos diarios de gas.

Ante una consulta, Tecpetrol, el brazo petrolero del Grupo Techint, no hizo comentarios acerca de la situación de su nivel de producción en Neuquén.

En esta nota

Comentarios