convencional

Convencional: un sueño rentable que suma socios

Aconcagua Energía tomó las áreas de Vista y comenzó a revitalizar unos 94 pozos en Río Negro y Neuquén. Las perspectivas para el convencional.

Aconcagua Energía busca hacerse fuerte en el convencional con un plan para reactivar viejos pozos petroleros, con un aumento de un 25% en la producción, en el portfolio de áreas hidrocarburíferas que dejó Vista en las provincias de Río Negro y Neuquén, con una inversión de más de U$S 90 millones.

El foco de la compañía está puesto en reactivar áreas maduras, con un costo de producción de 23 dólares el barril, de acuerdo al plan de inversiones que presentó el año pasado, con un incremento del 87% en las inversiones globales de la compañía.

La operadora adquirió las áreas Entre Lomas Neuquén, Entre Lomas Río Negro, Jarilla Quemada, Charco del Palenque, Jagüel de los Machos y 25 de Mayo-Medanito SE, en Río Negro, donde planea revitalizar viejos pozos que se perforaron en distintas campañas, en la década de los ‘60, y los que están en transición. De este modo, la firma pasará a operar 13 concesiones en el país.

El objetivo en las áreas rionegrinas es la extracción de gas, en la formación Punta Rosada, donde el relevameinto que hizo la empresa, dio buenos resultados.

El 50% de las reactivaciones de pozos estará centrada en el área Entre Lomas, que es un yacimiento mayoritariamente rioengrino, y con algo de la ventana gas en la provincia de Neuquén. Uno de los objetivos es revitalizar los pozos en transición que quedaron parados durante la pandemia, con el auge del shale. Para Vista como para las operadoras, el modelo de negocio del convencional ya no es rentable, es por eso que hay un nuevo nicho para compañías como Aconcagua, que tiene un brakeven mucho más bajo.

Aconcagua (2).jpg

La compañía pretende incrementar la producción de 2500 a 3300 barriles promedio en cada una de las áreas que tomó y hacerlas más eficientes.

No sólo queremos ser eficientes desde el punto de vista de la producción, sino que también vinimos a descarbonizar. Ser una compañía de energía, con ser cero emisiones, de generador verde y compensar la huella de carbono”, indicó a +e el CEO de la compañía, Diego Trabucco, junto al vicepresidente, Javier Basso.

Y agregó: “No venimos a sentarnos a el área de Vista, sino de revitalizarlas. Hicimos una trasferencia ordenada que tiene mucha contención socia en un trabajo también con los gremios. Estas inversiones vana impactar en las economías regionales de las dos provincias”.

La operadora tiene activos fuertes en el convencional producción diaria de 13.400 barriles día, y con la adquisición del portfolio de la cuenca neuquina.

Actualmente el 25% de la producción se exporta y el 75% al mercado interno, y el aporte del gas en la cuenca neuquina, pretende equilibrar la producción en esa ventana, según informaron.

Acongagua realizó un relevamiento de los yacimientos, en los cuales pretende avanzar en un plan de 300 pozos durante tres años. Actualmente la meta de 2023 es llegar a los 94 pozo, con cuatro perforaciones adicionales en el área Catriel Oeste.

Dentro de dos semanas estarán perforando los pozos Charco Bayo 1003 y 1008 en Entre Lomas, por lo que el plan comenzó con intensidad a partir del 1 de marzo, cuando Aoconcagua Energía se hizo cargo del complejo de áreas convencionales.

Aconcagua llevó a cabo en octubre pasado su primera exportación de crudo junto con Trafigura y continuó su diversificación en canales de comercialización, con clientes de primera línea como YPF, Pan American Energy, Raizen, Trafigura Argentina y Trafigura Pte Ltd.

En esta nota

Dejá tu comentario