Combustibles

Las prioridades que los estacioneros fijaron en su cumbre en Neuquén

El documento que CECHA elaboró en la ciudad tras la caída del congelamiento del precio de los combustibles.

El "Día 91", aquel 14 de noviembre cuando venció el DNU 566 de congelamiento de los combustibles, los estacioneros de todo el país se reunieron en la ciudad de Neuquén para elaborar un documento con su visión del sector. El pliego de recomendaciones de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), al que accedió +e, le llegará al equipo económico del presidente electo Alberto Fernández.

"Hoy son múltiples las voces que, tanto en el ámbito público como privado, promueven ‘blindar’ Vaca Muerta para darle viabilidad y certezas a la industria de los hidrocarburos como fuente de ingresos de divisas al país", indica CECHA. "No obstante, se debe también tener en cuenta que el objetivo principal de la política energética es el abastecimiento del mercado interno. Por ello, resulta prioritario también contemplar la realidad sectorial, a fin de asegurar la adecuada provisión de un servicio esencial para la población y el comercio de nuestro país", apunta.

El primer planteo de los quince puntos de CECHA es la elevación a rango ministerial de la cartera de Energía, algo que en el gobierno de Mauricio Macri se concretó pero tras la salida de Juan José Aranguren se dio un volantazo para volver a convertirla en secretaría bajo la órbita del Ministerio de Producción y Trabajo.

Otra medida que consideran importante es el abastecimiento de las estaciones de servicio a precios competitivos. En los casos cuando aparezcan medidas extraordinarias, como el congelamiento de precios, se debería disponer de una reserva estratégica que amortigüe los impactos. "Dicha reserva de combustibles debería crearse a partir de la sanción de una ley de abastecimiento específica para el sector y otra medida regulatoria que así lo defina".

CECHA propone crear una mesa de trabajo, coordinada por la autoridad en Energía, enfocada en la competitividad y comercialización de los combustibles. Los estacioneros quieren tener participación también en la mesa multisectorial de sindicatos, cámaras, federaciones y gobierno "atento que las estaciones de servicios son en su conjunto uno de los principales empleadores de la argentina".

La canalización del despacho de combustible por canal minorista es parte de las recomendaciones de los estaciones. Esto quiere decir que las únicas autorizadas para vender combustible sean las estaciones y que el gobierno "debería disuadir a que las empresas petroleras concentren su actividad en la industrialización del petróleo crudo y a la comercialización mayorista de sus derivados, en lugar de vender directamente el combustible a granel al sector productivo o al consumidor final".

Un tema que la confederación considera prioritario es el incentivo de combustibles alternativos como el GNC. Además, el impuesto al dióxido de carbono cuya recaudación sirva para financiamiento de paneles solares en las estaciones de servicio. Un punto más es la revisión de las cargas tributarias "para amortiguar situaciones de emergencia y para fomentar la utilización de combustibles que ofrezcan una menor huella de carbono".

CECHA considera a modo de incentivo para los empresarios del sector que se eliminen los aportes de seguridad social para los nuevos puestos de trabajo y se reduzcan para los actuales con la finalidad de ampliar la fuerza laboral. Completa el pliego, las comisiones bancarias en las tarjetas de crédito, un método de pago cada vez más usado por los consumidores en las bocas de expendio; alícuotas diferenciales para el impuesto a las ganancias; revisar el impuesto al débito bancario para que no "se abonen impuestos sobre impuestos"; una categoría especial en la Ley Pyme para las estaciones; y acordar con provincias y municipios un umbral tributario que para aliviar el peso impositivo.

"En forma general -determina CECHA en su punto 15-, es urgente que se establezca una moratoria amplia fiscal, así como un periodo de gracia sin embargos judiciales ni inicio de juicios por parte de los organismos fiscales que permita a las empresas PYME, en general, pero también a las de nuestro sector en particular, recomponer su capital de trabajo, consumido por el descenso generalizado del consumo".

En esta nota

Comentarios