Combustibles

Hay estaciones en la región que apenas venden el 8% de su stock

Proponen un acuerdo salarial similar al de los petroleros para paliar la crisis. La caída de la demanda, el congelamiento de precios y la pandemia.

Las estaciones de servicio en Neuquén trabajan prácticamente a pérdida con la caída de la demanda, producto de la disminución de la actividad económica por el aislamiento social. La Cámara de Expendedores de Combustibles de Río Negro y Neuquén estima que la caída en el mes de cuarentena fue de hasta 92%, en relación al anterior periodo previo a las medias por la pandemia.

Carlos Pinto, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles, explicó que en la región hubo estaciones que registraron caídas de entre el 70 y 90 por ciento. Algunos casos se vieron favorecidos por la ampliación de las actividades exceptuadas, que requieren suministro de combustibles. Si bien se sigue trabajando con guardias mínimas, la base de clientes un poco más grande le dio respiro a los estacioneros.

Sin embargo, esa extensión de los permisos de circulación para algunas actividades no alcanza para compensar el nivel de perdidas. "Nosotros hemos hecho unos cálculos, porque la Secretaría de Energía no ha difundido sus estadísticas, y en Neuquén hemos detectado que en este mes de cuarentena la caída de las ventas estuvo en el orden del 92%", describió Pinto en una entrevista con LU5.

Los estacioneros plantean que los precios congelados de las naftas los perjudica en sostener los costos operativos y de sueldos. Por lo que a esas dificultades de arrastre se le suma la fuerte caída de la demanda por la cuarentena total. Además hubo aumentos de gastos en desinfección y seguridad por el nuevo coronavirus, al ser una actividad esencial.

"Apuntamos a un acuerdo con los sindicatos como el que hicieron otros sectores, entre ellos los petroleros. Adaptado a la realidad de nuestro sector, claro", manifestó Pinto.

En esta nota

Comentarios