Brent

El 2020: de los u$s 70 de enero al derrumbe a u$s 35

El pulgar abajo de Putin a la OPEP desplomó el precio del petróleo. Es la peor caída en un sólo día desde la Guerra del Golfo.

Brent, OPEP y Putin. Las tres palabras que explican la crisis que estalló en el cierre de la semana pasada y este lunes, pero que ya venía sonando como bomba de tiempo desde fines del año pasado. El Brent es el crudo de referencia para la Argentina y mueve las inversiones en Vaca Muerta y otras zonas productoras. La OPEP venía sosteniendo un recorte de precios para frenar la "inundación de petróleo" que tiraba hacia abajo al barril. Y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, fue quien le bajó el pulgar a acompañar los recortes e hizo estallar los mercados el domingo. Así abrió el "lunes negro".

El 2 de enero, un bombardeo en un aeropuerto de Irak terminó con la vida de Qasem Soleimani, la figura militar más importante de Irán. El Pentágono confirmó que ejecutó el ataque contra Soleimani "por orden del presidente" Donald Trump, por lo que Irán prometió una "venganza severa". Hubo intercambio en Twitter entre las cuentas oficiales de Trump e Irán, pero luego el estadounidense bajó el tono. Esta situación provocó una curiosa escalada del precio del crudo, debido a que tenía en alerta a países que utilizan el estrecho de Ormuz para llevar su producción.

El precio del crudo Brent subió, en aquel momento, más del 4%, ubicándose en los u$s 69,50 el barril -el que fue su valor más alto desde mediados de septiembre de 2019-, en tanto que el barril de tipo West Texas Intermediate (WTI) pasó a cotizar los u$s 64,09 -su precio más alto desde abril del año pasado-.

A mediados de febrero, la referencia argentina para el petróleo que es el Brent cotizó alrededor de los 55 dólares. La desaceleración estuvo relacionada al incremento de los casos de coronavirus, mientras que los inversores estaban a la expectativa de que la crisis sanitaria en China sea controlada. Sin embargo, hacia fines de ese mes empezó a expandirse a otros países como Corea del Sur y, el más grave, Italia.

En las últimas semanas, el crudo venía entre 51 y 56 dólares. La OPEP confiaba en un acuerdo con Putin, sin embargo el ruso había dado una mala señal para el cartel petrolero: "Para nuestra economía, el nivel actual de precios del petróleo es aceptable". Faltaban unos días para la reunión en Viena de la OPEP cuando Putin hizo esa apreciación.

El viernes, cuando Rusia le dijo que no a la OPEP, el valor del crudo cayó a 46 dólares. El domingo último, el precio se desplomó hasta 35 dólares. "Arabia Saudita y Rusia están discutiendo sobre el precio y el flujo del petróleo. ¡Eso y las fake news son la razón de la caída del mercado!", tuiteó el presidente Donald Trump, mientras caían los precios el petróleo y las bolsas de todo el mundo. Wall Street hizo un "break" de 15 minutos para tomar un respiro ante la crítica situación.

El ministro ruso de Energía, Alexander Novak, le dijo a su par de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, que el Kremlin no estaba dispuesto a reducir aún más la producción de petróleo. La pelea de fondo es entre Estados Unidos y Rusia, una guerra de precios donde el gobierno de Putin quiere hacerle sentir el rigor al shale oil del país que maneja Trump. "Para la industria del esquisto de EEUU, los 'frackers' habían agregado millones de barriles de petróleo al mercado global, mientras que las compañías rusas mantenían los pozos inactivos. Ahora era el momento de exprimir a los estadounidenses", señala un cable de Bloomberg.

El Brent es la referencia para el mercado argentino de petróleo y gas, con el que las empresas que invierten en los campos de las cinco cuencas productivas toman sus decisiones. Vaca Muerta puede entrar en otra situación de incertidumbre, esta vez externa que se suma a la interna: la espera de un nuevo marco regulatorio para garantizar las inversiones en el shale.

LEÉ MÁS

¿Por qué se cae el precio del petróleo y qué implica para Vaca Muerta?

La acción de YPF se desploma aún más en Wall Street

El crack del precio del Brent inquieta aún más a Vaca Muerta

En esta nota

Comentarios