BP

BP apuesta por el hidrógeno verde

La compañía BP invertirá en Advanced Ionics para desarrollar hidrógeno verde para abaratar los costos de los combustibles.

BP ha invertido en una empresa emergente que desarrolla una tecnología destinada a utilizar el vapor de la industria pesada para reducir drásticamente los costes de producción de hidrógeno sin emisiones de carbono.

BP Ventures, la rama de capital riesgo del gigante energético británico, fue uno de los inversores en una financiación de serie A de 12,5 millones de dólares en la empresa estadounidense Advanced Ionics, dijeron las empresas.

Otros inversores son Mitsubishi Heavy Industries, Clean Energy Ventures y Gatemore Capital Management.

Se prevé que el hidrógeno verde, producido mediante la división del agua por electrólisis utilizando energía renovable, desempeñe un papel clave en la descarbonización del transporte y la industria.

Sin embargo, hoy en día se produce a muy pequeña escala y cuesta hasta cinco veces más que el hidrógeno más común producido a partir de gas natural, que emite grandes cantidades de carbono.

La inversión permitirá a Advanced Ionics acelerar el despliegue a pequeña escala de sus electrolizadores basados en vapor de agua para la industria pesada.

Su tecnología, denominada Symbion, utiliza el calor emitido por las operaciones existentes en una planta para reducir el consumo de electricidad a menos de 35 kilovatios hora (kWh) por kilogramo de hidrógeno, frente a los más de 50 kWh por kilogramo de un electrolizador típico, según Advanced Ionics.

Esto reduce drásticamente el coste de la electricidad para el proceso de electrólisis, que representa más del 70% de los costes de producción de hidrógeno ecológico, según la empresa.

El menor consumo de electricidad hará que el coste del hidrógeno ecológico sea inferior a un dólar por kilogramo, menos que el de la mayoría de la producción basada en combustibles fósiles.

Advanced Ionics ya está llevando a cabo un programa piloto con la empresa española de petróleo y gas Repsol.

BP, que pretende reducir drásticamente sus emisiones de carbono en las próximas décadas, está apostando fuerte por el hidrógeno verde. Para 2030, su objetivo es producir entre 0,5 y 0,7 millones de toneladas anuales de hidrógeno verde.

En esta nota

Dejá tu comentario