Bolivia

Por el declino, Bolivia dejaría de exportar gas en 2030

Si bien hay un plan de exploración, no alcanzaría para satisfacer la demanda de Argentina y Brasil, según un informe de Wood Mackenzie.

Para Argentina, Vaca Muerta es clave para el autoabastecimiento de gas y, potencialmente, generar un complejo exportador para la región y el mundo, a través del gas natural licuado (GNL). La palabra clave es autoabastecimiento, dado que a los precios volátiles del GNL también se le suma la caída de la producción gasífera de Bolivia, un histórico proveedor tanto para Argentina como para Brasil.

Wood Mackenzie indica que el desplome boliviano tocará fondo en 2030, cuando de los 1400 millones de pies cúbicos por día de 2022 (mmcfd) pase a producir un mínimo de 400 millones (mmcfd). En las medidas que se utilizan en Argentina, sería pasar de unos 39,7 millones de metros cúbicos diarios a apenas 11,3 MMm3/d. Neuquén, con Vaca Muerta a la cabeza, alcanzó 91,6 MMm3/d de shale gas en agosto último, un récord histórico y que apunta a ser una constante si termina la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

El informe suma el análisis de Amanda Bandeira, analista de Upstream para América Latina de Wood Mackenzie. "Con pocos descubrimientos nuevos y poca oferta en campos maduros, la producción comenzará a disminuir a un ritmo mucho más rápido. Actualmente, la demanda interna consume alrededor del 30 % de la oferta total. Para 2030, es probable que la demanda interna supere esta oferta y es posible que veamos a Bolivia convertirse en un importador", sostuvo.

En octubre del año pasado, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció el Plan de Reactivación del Upstream (2021-2025), que incluía la exploración de áreas convencionales y no convencionales. La empresa estatal desembolsó 400 millones de dólares en 2022 para poner en producción recursos gasíferos, que viene en declive desde 2015, con un ligero aumento en 2021.

Todos esos esfuerzos significaron apenas tres pozos perforados de los 20 anunciados, ninguno presentó resultados exitosos. Para la consultora internacional, Bolivia necesitará un gran impulso de exploración y nuevos descubrimientos para revertir la tendencia de producción. No obstante, Bolivia es un país poco competitivo en términos fiscales en América Latina, por lo que tiene dificultades para atraer capital extranjero.

Potencial Bolivia Exportaciones 2030.jpg

La disminución proyectada tendrá un efecto devastador en el mercado de exportación, una marca distintiva de Bolivia. Las exportaciones a sus vecinos Brasil y Argentina juegan un papel fundamental en las arcas estatales. Las exportaciones a estos dos países representan más del 70% de las ventas totales de gas y el 20% de las exportaciones totales.

“Argentina ha ampliado su producción, reduciendo la importancia del gas boliviano, pero Brasil todavía requiere muchas importaciones”, dijo Henrique Anjos, analista de gas y energía para América Latina de Wood Mackenzie. En Argentina, los yacimientos con objetivo en Vaca Muerta pueden contribuir a cambiar su rol de importador a exportador; en Brasil, el nuevo gobierno tendrá desafíos con el pre-sal y la organización de Petrobras.

“Si Bolivia no logra desarrollar una producción adicional, las exportaciones se detendrán para 2030, ya que la demanda interna supera la producción. Las energías alternativas podrían jugar un papel importante en la sustitución del desfase del gas doméstico”, explicó el referente para la región de la consultora.

En esta nota

Dejá tu comentario