biomasa

El primer proyecto de biomasa de Latinoamérica

La provincia del Chubut presentó su proyecto de biomasa que le permitirá ahorrar 3 millones de dólares anuales y que cuenta con el apoyo del CFI.

En el marco de la Cumbre Federal de Bioeconomía, el Gobierno de Chubut presentó un proyecto de generación de energía que permitirá a la provincia ahorrar más de 3 millones de dólares por año. Tendrá foco en la sustitución del gasoil y el gas licuado de petróleo (GLP) a través del aprovechamiento de la biomasa forestal.

Se trata de un recurso sustentable y, por ello, clave para la transición energética. Se origina en la fracción biodegradable de los productos, subproductos y residuos que proceden de la gestión de los bosques. A esta última actividad también se la conoce como silvicultura.

La iniciativa se desarrolla en El Maitén y es pionera en Argentina y toda Latinoamérica. Su pleno funcionamiento posibilitará la generación de biocombustible para tres usinas que operan por fuera del Sistema Argentino de Interconexión (SADI). De esta forma, podrán abastecer de electricidad a Gualjaina, Paso de Indios y partes de Corcovado y Los Altares.

“En la provincia de Chubut estamos llevando adelante un proceso de transición energética que nos posiciona como pioneros en esta materia. La semana pasada celebramos el 1º Foro de Transición Energética Sostenible, porque Chubut tiene todas las condiciones para encabezar ese cambio de matriz. De hecho, somos la primera provincia en tener una planta de hidrógeno, encabezamos el ranking de provincias con potencialidad de energía eólica, inauguramos recientemente un parque de energía solar y además, iniciamos este proyecto de biomasa que es único en Latinoamérica”, aseguró Mariano Arcioni, gobernador de la provincia del Chubut.

La propuesta cuenta con el acompañamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), el organismo que provee a las provincias argentinas de herramientas técnicas y financieras para que puedan fortalecer su actividad. Tras cuatro años de trabajos, posee un respaldo económico en torno a los 38 millones de pesos en esta etapa previa a la ejecución de obras.

En concreto, el proyecto prevé poner en marcha un centro de producción de combustible biomásico que se abastezca de residuos forestales de especies exóticas, promoviendo la eliminación de estas últimas.

En virtud de ello, esta acción contempla la implementación de un plan de reordenamiento a nivel paisaje que contribuirá a minimizar los riesgos y la severidad de los incendios. Asimismo, permitirá mejorar la calidad silvícola de las plantaciones, la convivencia con los bosques y el desarrollo local.

100% RENOVABLES

Todos estos avances se financiarán con los ahorros que surjan de la sustitución por energía limpia de los 3.5 millones de litros de combustibles fósiles que se utilizan actualmente en estas usinas. La producción se realizará con mano de obra y recursos locales, mientras que los pueblos que se conviertan pasarán a ser urbanizaciones completamente renovables en términos energéticos, un hito sin precedentes en toda Latinoamérica.

La puesta en marcha del proyecto busca generar ciudades fuera del sistema de interconectado con consumo de energía eléctrica con fuentes 100 porciento renovables que ponen en valor los residuos forestales locales (unas 25.000 toneladas de estos residuos serán reutilizados).

La generación de energía eléctrica a partir de biomasa forestal no solo beneficia a la región por contar con un consumo de menor costo y más ambientalmente sustentable; sino que implica la creación de más de 100 puestos de trabajo que serán abordados con perspectiva de género. Se estima que la puesta en marcha de este proyecto generará más de 1.100.000 de dólares al año en ingresos para la cadena de valor del sector forestal local.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar